La Junta de Gobierno acaba de aprobar el convenio de colaboración entre el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid para la atención a las personas en situación de dependencia y el desarrollo de otros programas de atención social a través de los servicios de Ayuda a Domicilio, Teleasistencia, centros de día y residencias municipales, con un incremento de 2,3 millones (2,9 %) respecto al año pasado.
 
El convenio, por el que el Ayuntamiento recibe 20,2 millones desde el 1 octubre hasta el 31 de diciembre, supone una aportación total por parte de la Comunidad de Madrid de 75,3 millones de euros en 2020 para la prestación de los distintos servicios de dependencia facilitados por el Consistorio madrileño.
 
El acuerdo, del que ha informado la portavoz municipal, Inmaculada Sanz, en la rueda de prensa tras la Junta de Gobierno, regula, además, la colaboración de ambas administraciones en los programas de protección a menores y a familias, así como la gestión de los Servicios Sociales de Atención Primaria.
 
El Servicio de Ayuda a Domicilio recibirá la aportación de 16,2 millones de euros, seguido del de centros de día y residencias municipales, con 2,7 millones, y de Teleasistencia, con un millón de euros. Además, otros 250.000 euros se destinarán a la financiación de programas de protección a menores y prevención y atención a las familias.
 
De esta manera, el Ayuntamiento de Madrid pone a disposición de las personas con dependencia el equipamiento de 36 centros de servicios sociales y sus más de 600 trabajadores sociales y personal administrativo, la red municipal de centros de día y residencias municipales y los diversos programas para la promoción de la autonomía personal y el bienestar de las personas dependientes y sus familias.
 
El Servicio de Ayuda a Domicilio para personas dependientes ha experimentado desde 2015 un gran crecimiento de usuarios atendidos, pasando de los 17.400 hasta los 34.200 en 2019. Asimismo, el servicio de Teleasistencia domiciliaria también ha pasado de atender a 19.000 personas en 2015 a prestar ayuda a 38.000 usuarios el pasado año. El convenio, del que ha informado la portavoz municipal, Inmaculada Sanz, en la rueda de prensa tras la Junta de Gobierno, regula, además, la colaboración de ambas administraciones en los programas de protección a menores y a familias, así como la gestión de los Servicios Sociales de Atención Primaria.