Como cada domingo, de 9:00 h a 14:00 h, los aficionados al intercambio de sellos, monedas, postales y objetos similares tienen una cita obligada: visitar los 138 puestos con productos de filatelia y numismática de la plaza Mayor, que han regresado a su tradicional ubicación en los soportales de la plaza. Así lo ha comprobado en la mañana de ayer José Fernández, concejal del distrito de Centro, durante su visita a esta feria semanal.

En su recorrido, Fernández ha conversado con vendedores y coleccionistas, a los que ha trasladado su satisfacción porque “este emblemático encuentro, que lleva realizándose desde 1927, pueda seguir desarrollándose como tradicionalmente lo ha hecho”.

Superado el parón pandémico, el tradicional encuentro filatélico retomó su actividad el pasado mes de febrero en la zona central de la plaza Mayor, una localización diferente a la habitual pero que permitía cumplir con las medidas sanitarias y de seguridad establecidas por motivo de la COVID-19.

Durante todos estos meses, la Junta Municipal del Distrito Centro y la asociación AMAYOR han mantenido constantes reuniones dirigidas a mantener el buen funcionamiento de este singular evento, referente para los coleccionistas de monedas y sellos de diferentes épocas y lugares del mundo.