La Comunidad de Madrid ha denunciado el impacto económico sin evaluar que supone para los comercios el Real Decreto-ley de ahorro de energía aprobado por el Gobierno central, que les puede abocar incluso al cierre debido a los costes asociados a su cumplimiento.

Así lo ha manifestado ayer el consejero de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno regional, Javier Fernández-Lasquetty, en su visita a Miraflores de la Sierra, con motivo de las fiestas de la Asunción de Nuestra Señora que se están celebrando en esta localidad. Fernández-Lasquetty ha recorrido diferentes negocios y ha destacado el alto número de empresas ubicadas en este municipio, 627, casi 1 por cada 10 habitantes, y que tienen que hacer frente a una norma con muchas carencias.

“El Decreto se ha hecho sin escuchar a las comunidades autónomas y sectores afectados, sin evaluar el impacto que va a provocar en la economía, sin considerar las competencias autonómicas y estableciendo un régimen uniforme, como si todos los comercios y regiones fueran iguales.

Por eso, lo vamos a recurrir ante el Tribunal Constitucional”, ha afirmado.