La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se reunió ayer con la alcaldesa de Pozuelo de Alarcón, Susana Pérez Quislant, para abordar la situación del municipio, los efectos del COVID-19 en su actividad, y tratar la reordenación del transporte con el futuro soterramiento de la M-503 en la rotonda de intersección con la M-513.

En el encuentro, donde ha participado también el consejero de Transportes, Movilidad e Infraestructuras, Ángel Garrido, se ha estudiado, en concreto, la posibilidad de seguir ampliando carriles de la M-300 para evitar el colapso de los turismos. Posteriormente, la presidenta madrileña ha visitado a los hosteleros de la zona “para conocer de primera mano la situación económica después de lo vivido este año” con la pandemia.