La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, visitó ayer varias terrazas de restauración que han ampliado su espacio gracias a las medidas adoptadas por el Ayuntamiento, que incluyen el uso de bandas de aparcamiento para facilitar la distancia de seguridad, para adaptarse a los requerimientos del decreto del Gobierno de España al entrar la ciudad en la fase 2 de desescalada. 

En su recorrido, Villacís ha estado acompañada de los delegados de las áreas de Economía, Innovación y Empleo, Miguel Ángel Redondo, y de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes, así como de la concejala del Área Delegada de Coordinación Territorial, Transparencia y Participación Ciudadana, Silvia Saavedra, y del concejal del distrito de Chamberí, Javier Rodríguez, además del presidente de la Asociación Madrileña de Empresas de Restauración (AMER), Antonio Galán; el presidente del Gremio de Restauradores de la Plaza Mayor, José Antonio Aparicio; y el director general de Hostelería de Madrid, Juan José Blardony.

La vicealcaldesa ha explicado que con el aprovechamiento de las bandas de aparcamiento se ha ganado espacio para la instalación de mesas. “Cada mesa es importante para los hosteleros ya que supone ingresos, ingresos que no han tenido a lo largo de los últimos meses”, ha afirmado.

Villacís ha señalado además que los hosteleros que se están lanzando a abrir “son unos valientes” y desde el Ayuntamiento se les está apoyando con rebajas fiscales, como la de la tasa de terrazas. La vicealcaldesa ha destacado que, a fecha 2 de junio, hay 257 expedientes dados de alta, de los que 188 son modificaciones para ampliar terrazas.

Por último, Villacís ha subrayado que, ante la crisis de empleo que vamos a vivir, “todo puesto de trabajo que podamos salvar y los establecimientos que podamos mantener, supone un gran logro. El Ayuntamiento va a hacer todo lo posible por mantener su hostelería, que es una seña de identidad de Madrid, algo que nos distingue, enriquece nuestra ciudad y, sobre todo, permite garantizar empleos”.