La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha aseverado que busca abrir el debate sobre la necesidad de tener en España una única prueba de acceso a la universidad, independientemente de la comunidad autónoma donde se realice. “Desde Madrid queremos afrontar el dislate de las 17 EVAUs diferentes que discrimina a los estudiantes según su procedencia, especialmente para los de Madrid”, ha indicado la jefa del Gobierno regional en Móstoles, durante el acto de toma de posesión de Javier Ramos, que ha revalidado su cargo como rector de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC). Este centro cuenta con campus en Alcorcón, Aranjuez, Fuenlabrada, Madrid y Móstoles, en donde estudian más de 45.000 alumnos.

Díaz Ayuso ha destacado los valores del sistema universitario madrileño como el “compromiso social, el espíritu crítico y el sacrificio”, y “más ahora cuando se propone regalar aprobados y relativizar la excelencia”. Al mismo tiempo, ha asegurado que, desde la Comunidad de Madrid, van a trabajar al lado de las universidades “apostando por que todos los alumnos puedan llegar a lo más alto según su esfuerzo y su vocación sin que nada les pare y les frene”. “No queremos que ningún estudiante universitario en Madrid se vea privado de estudios superiores por falta de recursos económicos”, ha apuntado, para explicar que, para ello, aprobarán la bajada las tasas de un 20% en los estudios de Grado y de un 30% en másteres habilitantes para el curso 2022/23. Además, seguirá apostando por una política de impulso a las becas, y especialmente, las de excelencia, “que reivindican la universidad como espacio para el mérito y el esfuerzo”.