Audi es la marca premium del Grupo Volkswagen y a la hora de adaptar el concepto SUV compacto 100% eléctrico a su gama había que diferenciarlo, así que nada mejor que optar por una bonita carrocería tipo coupé que tanto éxito está teniendo en el resto de modelos, véase Q3 y Q5, donde ya supone el 50% de las ventas, para conseguir ofrecer un producto que, además, llega con un atractivo precio que, sorprendentemente y gracias a las ayudas del Moves III, lo sitúa en un plano más competitivo que su hermano de combustión equivalente. Lo dicho, a mi me daban dos, como en el anuncio.

Audi también ha sido la primera y única marca del gigante alemán de la automoción que ha anunciado que en 2026 presentará su último coche desarrollado con motor de combustión, todos los modelos tendrán a partir de esa fecha una base 100% eléctrica, así que la tarea del Q4 e-tron es la de "popularizar" esta tecnología entre sus clientes, puesto que hasta ahora las ventas de estos modelos han sido residuales. Los 37.500 euros de partida que el modelo de acceso va a anunciar y el hecho de que el 80% de la gama pueda acogerse a las ayudas del Moves van a tener mucho que decir en ello.

Pero además el Audi Q4 e-tron es una opción con muchos argumentos de compra, empezando por su autonomía de más de 500Km, su espacio interior similar al de un Q7  y con más de 500 litros de maletero a pesar de sus 4,6m de largo, o un comportamiento dinámico que en la versión 50 Quattro de 300CV  mantiene todo el ADN de la marca. Todo ello, unido a que va a ser el modelo premium de su tipo más accesible, y que la oferta de dos carrocerías (disponibles después de verano) es una opción que nadie más tiene, hace soñar a Audi con un elevado volumen de ventas. 

 El Q4 etron tiene una silueta de inconfundible aire de familia, un punto que se ha conseguido con un exhaustivo estudio aerodinámico que permite una gran eficiencia. El coeficiente es de 0,28Cx, que baja a 0,26cx en la versión sportback gracias a su trasera tendida y con alerón integrado, y esto se consigue con una serie de medidas que añaden hasta 40Km de alcance WLTP. Hablamos de su fondo plano, de la refrigeración activa, de las canalizaciones de aire laterales, de las llantas aero o incluso de un mejor sellado del maletero dado su tamaño. El consumo oficial homologado se ha quedado así en 17,3Kwh.

Existen dos variantes de batería y tres motores a elegir. La batería compacta del Q4 35 e-tron tiene una capacidad neta de 55 kWh brutos; en los Q4 40 etron y Q4 50 e-tron quattro la capacidad es de 82 kWh. Las potencias son de 170, 204 y 299CV respectivamente.  En todos, la velocidad máxima está limitada a 180Kmh, y la aceleración de 0 a 100 se puede hacer en 6,2 segundos. Para la recarga, el Q4 etron admite hasta 125Kw de potencia máxima, lo que deja el mejor supuesto de "repostaje" en algo más de 30 minutos para recuperar el 80%. El Servicio de carga e-tron Charging Service da acceso con una única tarjeta a cerca de 210.000 puntos de carga públicos en 26 países europeos, de los cuales 4.400 son puntos de carga rápida.

Por supuesto todo a bordo del nuevo SUV eléctrico de Audi sucede con mucho confort, una elevada calidad percibida y un ambiente premium. El equipamiento desde el primer nivel es alto e incorpora de serie: llantas de 19, asientos calefactables, volante con levas, faros full led, asistente de mantenimiento de carril, pantalla de 10,2 pulgadas y sensor de parking trasero. La pantalla central puede llegar a las 11,6 pulgadas con el MMI plus, y el Head Up Display cuenta con una tecnología de realidad aumentada que es primicia. El completo equipo de asistentes le otorga conducción con capacidad autónoma de nivel 2, y la iluminación puede ser de LED matricial.