Si Seat quiere que el proyecto Cupra prospere como es debido debe darle una personalidad definida más allá de los modelos vitaminados sobre base conocida, y el Formentor es el primer paso en esta línea. Es el primer modelo desarrollado exclusivamente para ello con una ingeniería orientada a la conducción deportiva gracias a sus motores que pueden ser un híbrido enchufable (PHEV) de 245CV en conjunción con el 1.4TFSI del grupo, y un 2.0 TFSI que llega a los 310CV, ambos propulsados por gasolina. Las dos opciones mecánicas montan la transmisión automática de doble embrague DSG. Incluyen asimismo los sistemas de control dinámico de chasis y de dirección progresiva y la tecnología de tracción integral 4Drive.

Diseñado exclusivamente para la marca Cupra por el estilista español Alejandro Mesonero-Romanos, mide 4,45m de largo y 1,84m de ancho con una altura de 1,51m. Ofrecerá un espacio amplio en los asientos traseros y un maletero con una capacidad de 450 litros con formas muy regulares. Para resaltar su carácter deportivo monta llantas de aleación de 19 pulgadas de serie, un sistema de frenos Brembo y asientos tipo baquet de competición.

Cupra Formentor interior 

En el interior destaca también la pantalla panorámica flotante sobre el salpicadero 12 pulgadas combinada con la instrumentación digital. Los controles están integrados en un nuevo volante, que además permite arrancar el motor y cambiar entre los diversos modos de conducción. Entre los sistemas de seguridad incluye asistente del ángulo muerto, o de salida, que avisa a los ocupantes de la presencia de tráfico antes de abrir la puerta cuando se está estacionado además del control de crucero adaptativo inteligente. No hay todavía precios, pero Cupra ya ha adelantado que el Formentor empezará a entregarse a partir del último trimestre del 2020.