Aunque sea un verano atípico por el coronavirus, las carreteras españolas volverán a llenarse de vehículos en agosto. La entidad líder en servicios técnicos, de seguridad y certificación a nivel mundial, TÜV Rheinland, que cuenta con 39 ITV en España, ofrece a los conductores una serie de consejos para preparar el coche ante la nueva normalidad.

Como cada año, agosto vuelve a ser el mes en el que los españoles se desplazan por todo el territorio nacional para descansar y desconectar, sobre todo en este 2020.

Con el objetivo de minimizar el riesgo de contagios por Covid-19 y para promover la seguridad vial, TÜV Rheinlandentidad líder en servicios técnicos, de seguridad y certificación a nivel mundial y que con cuenta con 39 ITV en nuestro país, proporciona una serie de recomendaciones para desplazarse en coche durante las vacaciones:

  1. Desinfectar y limpiar el vehículo: Antes de emprender un viaje largo se aconseja llevar a cabo una esterilización completa del automóvil. Además, para evitar el riesgo de transmisión del coronavirus, es conveniente limpiar antes y después de cada desplazamiento cualquier zona donde los ocupantes puedan apoyarse, como el volante o la palanca de cambios, con una bayeta desechable, una toallita o un spray.
  2. Tener en cuenta la moratoria de la ITV: Muchos conductores tienen dudas sobre cómo y cuándo tienen que pasar la inspección técnica, un trámite imprescindible para poder circular. Hay que recordar que, recientemente, se ha comunicado que los propietarios de vehículos cuya ITV caduca después del Estado de Alarma y hasta el 31 de agosto, disponen de una moratoria de tres meses, según el artículo 29 del Real Decreto 26/2020. No obstante, se recomienda solicitar cita lo antes posible ya que de cara al vencimiento de la próxima ITV, se tendrá en cuenta la fecha de la última inspección. Para cualquier consulta, TÜV Rheinland pone a su disposición su web o su correo de atención al cliente info.itv@es.tuv.com
  3. Documentación en regla: Al mismo tiempo, hay que cerciorarse de que el seguro obligatorio está en vigor y que no se haya caducado el carnet de conducir.
  4. Llevar el kit sanitario: El uso de las mascarillas es obligatorio por parte de todos los ocupantes (incluido el conductor) cuando las personas no convivan en el mismo domicilio. Es recomendable también tener guantes de látex o líquidos higienizantes a mano para utilizarlos cuando se vaya a abandonar el vehículo para echar gasolina, realizar la compra o pagar un peaje, por ejemplo.
  5. Puesta a punto: Antes de arrancar, conviene echarle un vistazo al nivel de líquidos (frenos, aceite, refrigerante...), comprobar la temperatura del motor, el sistema de refrigeración, verificar que no haya ninguna luz fundida e incluso que los cinturones de seguridad funcionan adecuadamente.
  6. Comprobar el aire acondicionado: Aparte de la comodidad que supone para combatir estos días calurosos, el aire acondicionado es un elemento importante en la seguridad porque disminuye la fatiga del conductor. Antes de ponerse en camino se aconseja revisar que funciona bien.
  7. Chequear los neumáticos: Todo conductor debe saber de su importancia porque es el único elemento de contacto entre el vehículo y la carretera. Por eso, es necesario verificar la presión de las ruedas, la banda de rodadura y comprobar el estado del neumático de repuesto para evitar una desagradable sorpresa si hay que hacer uso del mismo.
  8. Equipar correctamente el coche: El maletero debe contener al menos un chaleco reflectante y dos triángulos homologados de señalización de peligro en caso de avería. Aunque no es obligatorio, también es idóneo incluir, por si acaso, una linterna, un extintor o un botiquín de primeros auxilios.
  9. Evitar conducir en horas centrales: Cuando se conduce a una temperatura de 35 grados se reacciona un 20% más lento que si se hace a una temperatura de 25º. Por este motivo, en la medida de lo posible no coger el coche cuando hace más calor.
  10. Beber agua: Es recomendable hidratarse constantemente para combatir el calor. Sin embargo, la policía puede multar a un conductor si le ve tomar cualquier tipo de bebida al volando. Por lo tanto, lo mejor es hacer un descanso cada cierto tiempo para estirar las piernas, relajarnos y, por supuesto, beber agua.
  11. Prudencia al volante: Nunca está de más recordar que en cualquier época del año, también en verano, hay que cumplir con el límite de velocidad, respetar la distancia de seguridad, prestar atención a las señales y no beber alcohol ni consumir drogas al volante.