El Rey Felipe VI; el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, y el conseller de Empresa y Trabajo de la Generalitat, Roger Torrent, han visitado hoy el salón Automobile Barcelona 2021, el salón que devuelve la ilusión al sector por su relevancia internacional. 

Tampoco se han querido perder esta importante inauguración la delegada del Gobierno en Catalunya, Teresa Cunillera; la presidenta de la Diputación de Barcelona, Núria Marín; el primer teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni; el presidente de Fira de Barcelona, Pau Relat; el presidente de Automobile, Enrique Lacalle, y el presidente de Anfac, José Vicente de los Mozos. 

Las marcas que cuentan con fábricas en España, como Seat, Ford o Renault son las más relevantes en esta feria del motor que vuelve a ofrecer las últimas novedades al público del salón y que debe contribuir a la reactivación y a la reflexión del sector para retomar el impulso que merece. Los coches eléctricos han copado todo el protagonismo con la presentación internacional del Cupra Born, el primer eléctrico de la marca, el Mustang Mach-E GT o el prometedor Renault Megane E-Tech.

El salón constituirá un hito en el proceso de recuperación de la actividad ferial, generadora de múltiples oportunidades para el tejido industrial, productivo y comercial. El presidente de Fira Barcelona ha recordado que el sector vive un importante proceso de transformación con el coche eléctrico y conectado ya como una realidad, y la movilidad sostenible como reto al que se enfrentan sus ciudades y territorios.

“Esta edición de 2021 es muy especial. Es de los primeros grandes acontecimientos presenciales que celebramos, siguiendo los protocolos de seguridad, tras el obligado parón de la pandemia; y es lógico que lo haga bajo el expresivo lema de ‘Vuelve la ilusión”, ha celebrado Relat. Ha añadido que implica una renovada ilusión para Fira, para el sector de la automoción y sus profesionales, y para la ciudadanía, que ha augurado que será fiel a una cita que forma parte de la agenda de Barcelona.

El presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), José Vicente de los Mozos, ha adelantado en un encuentro con la prensa que se han revisado a la baja las previsiones de matriculaciones para este 2021, hasta 900.000 vehículos, un 25% menos que en 2019.  Sobre la crisis de abastecimiento de microchips, de los Mozos ha recordado que es un problema que ya se daba antes de la pandemia y que el sector del automóvil solo usa el 15% de la producción mundial.

España necesita ser un país competitivo para atraer planes de las empresas, y Anfac pedido al Gobierno que genere confianza en el consumidor para proteger a la industria del automóvil. Además, ha pedido que se impulse la digitalización del sector y que haya una evolución en la formación, ya que, ha asegurado que «está obsoleta respecto a la cadena de valor».