SYM ha alcanzado la mayoría de edad en España, con una trayectoria de 18 años de crecimiento sostenido en nuestro país desde el desembarco de la marca en 2004 de la mano de Motos Bordoy. A lo largo de ese tiempo ha pasado de vender 903 unidades en 2004 a las 10.087 de 2021, con nada menos que el 11,1% de cuota de mercado en el segmento del scooter.

En estos años ha habido más hitos, como posicionar a la Symphony 125 como la moto más vendida de España (enero de 2021) y sexta absoluta del año; ir creciendo en oferta y cilindrada hasta ofrecer una completa gama de media cilindrada, que ya cuenta con el Cruisym Alpha 300, el Maxsym 400 y el Maxsym TL 500; o alcanzar el 20% de cuota del mercado de ciclomotores a particulares. SYM también ha triunfado en el segmento profesional, donde se sitúa como la segunda marca del mercado y se ha convertido en uno de los principales proveedores de movilidad de muchas instituciones públicas.

SYM quiere seguir creciendo paso a paso. Los objetivos para 2022 son mantener sus “dobles figuras”: superar el 11% de cuota y las 10.000 unidades. Para ello, tras un 2021 en el que se lanzaron nueve modelos, en 2022 llegarán los Maxsym TL 508 y Jet X 125. En este momento, la marca no prevé problemas de suministro de materias primas o de componentes, ni tampoco de transporte.

SYM pertenece al grupo taiwanés Sanyang Motors, creado en 1954, que fabrica más de 500.000 vehículos al año y exporta más del 50% de su producción. Con un potente departamento de i+D que cuenta con más de 300 ingenieros, ello le da una gran solvencia tecnológica. Sanyang Motors ha colaborado y sigue colaborando con grandes actores del mundo de la automoción, como Hyundai Motor o Honda.