Europa se empeñó en abrazar la movilidad eléctrica a toda costa, y ese movimiento ha sido el mayor reclamo para los fabricantes chinos de automoción, que controlan la tecnología de las baterías de una manera que jamás habían soñado con los motores de combustión. Es por ello que en los próximos años vamos a ver el desembarco de muchas marcas en nuestro mercado con modelos que competirán con las creaciones de los fabricantes europeos. DFSK ya tiene listo el Seres 3, un modelo que en realidad pertenece a su marca "premium" y que anuncia unas caracteristicas muy interesantes aunque nos deja algo fríos con el precio, que sin las ayudas del Moves supera holgadamente los 30.000 euros.

DFSK alega que ellos ofrecen un modelo premium a precio de generalista, pero por el momento eso es mucho decir. Con Seres, Dongfeng Motor pretende competir con Tesla, lo cual es muy loable, pero habrá que esperar a los siguientes modelos para comprobar si es posible, ya que si bien este SUV compacto es un coche más que sorprendente para lo que los europeos tenemos en la cabeza de la fabricación china, no está al nivel de lo que ofrecen competidores tan directos como el Hyundai Kona o el Volkswagen ID.4, por no hablar claro del Ioniq 5 o el KIA EV-6, dos modelos pertenecientes a Hyundai Motor que si están de verdad al nivel de los mejores.

Entrando en materia, el DFSK Seres 3 al natural es un coche de buena presencia. Gracias a sus 4,4 metros de longitud, 1,85 de anchura y 1,65 de de altura, presenta una gran habitabilidad interior y un generoso maletero de 310 a 1.247 litros de capacidad. Mecánicamente ofrece 163 CV y 300Nm de par que una vez en marcha parecen menos, quedando la aceleración de 0 a 100 km/h en 8,9 segundos y la velocidad máxima está  limitada electrónicamente a 155 km/h.

En la batería si llega bien pertrechado, y con su paquete de 52Kw el DFSK Seres 3 homologa 329 km. Está preparado para soportar carga rápida hasta 60Kwh, lo que permite recuperar el 80% por ciento en poco más de media hora, mientras que desde 0 invierte 8 horas en una toma de 6,6 kW y 17 horas en un enchufe convencional doméstico a 3,7 kW. El coste aproximado por kilómetro se puede quedar en unos muy buenos 0,02 euros. 

El sistema operativo nos ha dejado fríos por su lentitud, demostrando que en software tienen mejoras pendientes, algo que se va a solucionar gracias a la asociación con Huawei recientemente firmada para toda la mejora tecnológica.  Las únicas opciones de equipamiento  son la pintura metalizada (590 euros) y la posibilidad de instalar en el hogar o la oficina un Wallbox inteligente Pulsar Plus con conexión al smartphone a través de la aplicación myWallbox (1.600 euros).

El DSFK Seres 3 está disponible en una única versión por 32.495 € (25.495 € aplicando el Plan Moves III con achatarramiento). La marca ofrece una financiación que anticipa al propietario las cantidades del Moves, y que deja durante el primer año unas cuotas mensuales de 150 €. Tiene garantía de 8 años o 120.000 km para todos sus componentes.