El Cupra Born no llegará hasta el último trimestre del año, pero hoy se ha dejado ver ya con su aspecto definitivo en Barcelona. Ya se habla de el como el gran coche eléctrico español, pero la realidad es que se va a fabricar en la planta de Volkswagen de Zwickau, Alemania, de donde sale su primo alemán el ID.3. La estética recuerda claramente, pero hay que reconocer que el español es el más deportivo y arriesgado de los dos.  De ello son responsables el enorme difusor trasero y los faldones laterales.

En el interior los asientos tipo bacquet siguen poniendo la nota "racing" aunque estemos hablando de un vehículo eléctrico, pero es que como se verá en las especificaciones, la conducción de este tipo de coches puede llegar a ser muy rápida y divertida. Y es que el eléctrico de Cupra se ha reservado un as en la manga que no tiene el Volkswagen. Gracias al pack e-Boost, que ofrece 20 kW extra de potencia para llegar a los 231 CV, el Born podrá acelerar de 0 a 100 en apenas 6 segundos. Además, lleva frenos mejorados y llantas de 19" y contará con control dinámico del chasis (DCC) con una puesta a punto específica que rebaja 2cm la altura de suspensión frente al ID.3. 

La gama Born se configura así en torno a tres potencias de motor eléctrico (150, 204 y 231 CV) y tres capacidades de batería (45 kWh, 58 kWh y 77 kWh). La versión más accesible (con 150 CV y pila de 45 kWh) ofrecerá una autonomía inicial de 350 km (datos provisionales), mientras que la combinación de motor de 204 CV y batería de 58 kWh ya pasa a 420km. Con el pack Range correspondiente a la última de mayor capacidad, la autonomía llega hasta los 545 kilómetros. Admitirá potencias de carga hasta 125 kW, de modo que en poco más de media hora se podría recuperar el 80% de la batería en tomas rápidas.

El diseño exterior, de aspecto monovolúmen, ofrece un marcado carácter deportivo. Denota agilidad y prestaciones con una mezcla de superficies fluidas y detalles técnicos. El interior, con un habitáculo envolvente, deportivo y orientado al conductor, aprovecha al máximo las posibilidades de la digitalización. El toque ecológico lo pone el tejido reciclado creado en colaboración con la INICIATIVA SEAQUAL®, que está hecho a base de plásticos extraídos de los océanos y se integra en los asientos. El Cupra Born se asienta sobre la plataforma MEB del Grupo Volkswagen y es el primer modelo de la marca que ofrece cero emisiones netas de CO2. El primer vehículo 100% eléctrico de Cupra y liderará la expansión de la marca hacia nuevos mercados y ofrecerá un modelo de ventas más eficiente y sostenible.