Había muchas expectativas por conocer la nueva generación del Opel Astra, un modelo con 30 años de recorrido comercial a sus espaldas desde que sustituyó al Kadett y que ya bajo la esfera del grupo Stellantis saca a relucir un diseño muy personal que esconde las últimas tecnologías de electrificación bajo su chapa gracias a la plataforma EMP2 multienergía, la misma que usa su primo el Peugeot 308, uno de sus primeros rivales en el competido segmento compacto en el que milita. 

La estética es muy robusta, con un capó muy horizontal y con la calandra delantera marcada por el "Vizor", ese conjunto característico que forman las luces delanteras y la parrilla frontal que ahora es común a los Opel de última generación. Como es tradición en la marca del rayo, el Astra montará novedades que son primicia en el segmento, como es el caso de las luces Intelli-Lux Pixel Light hasta ahora reservadas a los Grandland e Insignia. 

Gracias a la nueva plataforma, el Opel Astra 2022, que mide prácticamente lo mismo pero gana 1,5cm de batalla, es un coche más habitable y anuncia un maletero de más de 420 litros. En el interior la doble pantalla vista en el Mokka cobra el mismo protagonismo, aunque por suerte se mantienen botones físicos para funciones como el climatizador. Los asientos con la certificación alemana AGR seguirán siendo los responsables de hacer los viajes más placenteros, y dejarán al conductor 1cm más bajo que antes para favorecer el dinamismo. 

Para las mecánicas, la electrificación se pone al día. En Opel no han hablado sobre si llegará una versión 100% eléctrica, pero sí sabemos que en el Astra 2022 podremos elegir un híbrido enchufable con dos rangos de prestaciones y cuya versión más potente tendrá 225 CV de forma conjunta. Lo bueno, que seguirá habiendo versiones de gasolina y diésel normales con potencias desde los 110CV para los clientes menos ambiciosos. La rigidez torsional de la carrocería es un 14% superior a la de su predecesor con lo que en marcha debe gozar de una mayor estabilidad.

Por supuesto que a nivel de ayudas a la conducción y seguridad al Opel Astra 2022 también llegará con los últimos avances como el control de velocidad adaptativo (con posibilidad de detenerse del todo si el cambio es automático), la alerta de tráfico cruzado trasero, la detección de ángulo muerto y el posicionamiento activo en el carril. Los pedidos se abren en otoño.