Hay un hecho clave que convierte al Macan en el modelo más importante de Porsche, y es que para el 80% de sus compradores se trata del primer automóvil de la marca que guardan en su garaje. Teniendo en cuenta que son ya más de 600.000 las unidades entregadas desde su lanzamiento en 2014, esto supone un aumento muy considerable de la base de clientes de esta enseña con la que todo aficionado a la automoción sueña y muy pocos pueden permitirse.

Su seña de identidad es la deportividad, y su apuesta para esta tercera generación ha sido ahondar en su carácter para que siga siendo el SUV medio más dinámico que puedas comprar. El Porsche Macan 2021 llega con todas sus variantes aumentando un mínimo de 20CV, y ninguna lleva electrificación alguna para conseguirlo ni lucirá por tanto etiqueta ECO en el parabrisas. Las sensaciones al volante son su máxima, y el peaje en peso que esto supondría pagar es algo que los ingenieros no estaban dispuestos a asumir.

Más peso significaría un peor paso por curva y mayores inercias que perjudican las frenadas, y entonces no estaríamos conduciendo un Porsche. El Macan 2021 se muestra sin embargo incisivo y con mordiente desde los primeros metros y con cualquiera de sus motorizaciones, aunque el tope de gama GTS y sus 440CV nos trasladan a la verdadera dimensión deportiva de la marca, acompañada de una verdadera melodía procedente de su V6 biturbo. Todo ello llega con una ligera evolución estética que los profanos no sabrán identificar pero que mejora la presencia de este SUV con una línea más imponente.

La parrilla del Macan 2021 es más grande y rectangular y los faros equipan la tecnología Porsche Dynamic Light System (PDLS) en todas las versiones. Detrás se ha modificado y ampliado el difusor, y en los laterales las molduras añaden una textura tridimensional. Las llantas van de 19 a 21 pulgadas y la aerodinámica se mejora con entradas mejor planteadas.  La paleta de colores también se hace más agresiva con el Papaya metalizado, el Azul Gentian y el verde Python (éste sólo para el GTS y en combinación con un paquete opcional).

La opción mecánica de acceso del Macan es el cuatro cilindros de 2 litros y 265CV con 400Nm que asociado a la caja de cambios PDK de doble embrague y 7 velocidades consigue hacer el 0 a 100 en 6,2" y alcanzar 232Km/h de velocidad máxima. El Macan S ya monta un bloque V6 biturbo de 2,9 litros y con 380CV y 520Nm ya ofrece una verdadera experiencia Porsche al volante. Hace el 0 a 100 en 4,6 segundos y llega a los 260Km/h, y el sonido y el tacto son deliciosos. Esta sensación se vuelve sublime  en el GTS, que es el tope de gama y que gracias a los 440CV y 550Nm acelera en 4,2" y supera los 270Km/h.

La razón de la mejora del comportamiento dinámico del Macan 2021 es que han sido modificadas las características de los amortiguadores del sistema Porsche Active Suspension Management (PASM). Opcional para el Macan y de serie en el Macan S y Macan GTS, el sistema regula activa y continuamente la dureza de los amortiguadores de cada rueda de manera independiente y consigue que este SUV se comporte como un verdadero deportivo. Para los más exigentes la suspensión neumática del GTS es todavía un 10% más rígida en el eje delantero y un 15% en el trasero. 

En su interior, de exquisita calidad percibida, el Porsche Macan 2021 ofrece una nueva consola central de mandos táctiles, en cuyo centro aparece un selector de cambio 15 mm más corto que antes. Sobre este la pantalla del infotaintment de 11" con navegación online de serie, y ahora el reloj de la opción Sport Chrono es de serie. El volante se ha tomado prestado del mismísimo 911 e incorpora el mando giratorio de los modos de conducción. Las ADAS se han puesto al día para ofrecer lo último en seguridad al volante. El SUV medio de Porsche parte de 68.540 euros para el Macan, 83.468 para el Macan S y 102.427 euros para el Macan GTS.