Gracias a los más de 13.000 millones de inversión anunciados en su estrategia de electrificación el Grupo Volkswagen tendrá más de 60 modelos electrificados en 2030, pero hoy mismo, en cualquier concesionario de la marca madre el Golf, el Tiguan, el Passat, el Arteon y el Touareg pueden presumir de tener una variante híbrida enchufable en su gama, con versiones GTE y R incluidas y con potencias que van de los 204 a los 462CV, una familia de 9 modelos de lo más nutrida que ofrece las ventajas de la etiqueta CERO en uso urbano sin las limitaciones de alcance inherentes a los eléctricos puros.

Y es que el mayor problema en nuestro país para que los coches eléctricos sigan avanzando al ritmo que los fabricantes presentan nuevos lanzamientos es la deficiente red de recarga que todavía tenemos, que es escasa y de funcionamiento muy mejorable. Es por ello que la tecnología híbrida enchufable es la mejor solución para que España no se descuelgue del resto de Europa en esta carrera absurda y ya imparable de reducción de las emisiones a toda costa, un proceso que está dejando por el camino más de un siglo de evolución de los motores de combustión que tan buena barrera de entrada suponía frente a los competidores asiáticos, pero eso es otra película...

La realidad del mercado es que los híbridos enchufables han subido un 300% sus ventas en lo que va de año, y su cuota de mercado ha pasado de suponer apenas el 1,5% el año pasado a superar el 4% en estos momentos. Es por ello que Volkswagen sigue ampliando la oferta de esta tecnología, que desde el Golf eHybrid de acceso hasta el espectacular Touareg R permite un uso 100% eléctrico con autonomías de hasta 70Km en uso urbano y una total solvencia en carretera cuando la batería se agota gracias al fenomenal desempeño de sus motores TFSI de gasolina. Todos los PHEV de Volkswagen menos el Touareg usan la plataforma MQB y el motor 1.4 de 150CV como base. 

Modelos con mucha deportividad

Las nueve versiones están basadas en siete modelos diferentes de carrocería. Éstas son la del Golf, normal y GTE, las dos opciones de carrocería del Passat, berlina o familiar, el Tiguan, y las dos versiones del Arteon, la berlina o el Shooting Break, además del mencioando y todopoderoso Touareg, cuya mecánica de combustión es el fenomenal V6 biturbo de 340CV. Las potencias anunciadas totales van de 204 a 462CV gracias a lo que suman los motores eléctricos de 80 o 100Kw según el modelo. Todos tienen 3 modos de uso, tanto híbrido como 100% eléctrico o el que guarda la carga de la batería para su uso en momentos concretos. También se puede forzar la carga en marcha.

Gracias a estas configuraciones, los modelos híbridos enchufables de Volkswagen tienen un comportamiento muy dinámico y cuentan con un modo de conducción GTE, inspirado en las míticas siglas GTI claro, con el que las sensaciones al volante son netamente deportivas. Aceleraciones oir debajo de los 7 segundos en el 0 a 100 y velocidades máximas de 225Km/h en el Golf GTE son una buena muestra, y los 5,1 segundos y 250Km/h del Touareg son registros de auténtico R. Esta tecnología no es barata, pero los PHEV cuentan con hasta 5.000 euros de ayudas del plan Moves III, y Volkswagen aporta 1000 € de ayuda para la instalación del punto de recarga en casa. 

Por poner alguna pega, todos ellos pierden capacidad de maletero al tener que dar cabida a las baterías, y en el caso del Golf y el Tiguan es bastante considerable. Passat y Arteon no lo notan porque ya contaban con un grandísimo espacio, y lo mismo ocurre al SUV grande. También los precios son una barrera importante, arrancan en los 33.200 euros del Golf eHybrid, con descuento y Plan MOVES III, y acaban en los 85.080 euros del Touareg R que no tiene acceso a las ayudas estatales por su elevado precio de partida.