La crisis económica por la que está pasando el país a día de hoy ha afectado considerablemente al poder adquisitivo de los españoles, lo que hace de las grandes inversiones movimientos que deben llevarse a cabo con sumo cuidado para garnatizar que la decisión tomada es la más sensata y la que mejor se ajusta al bolsillo. La compra de un coche, una de estas grandes inversiones a la que muchos deben enfrentarse pese a las circunstancias actuales, plantea la posibilidad a los compradores de adquirir un modelo de ocasión o de primera mano. ¿Cuál debemos elegir entonces?

Recuerda que, antes de plantearte esta decisión, deberás localizar primero un concesionario como el de Grupo M Gallego, en cuyo catálogo podrás encontrar tanto vehículos nuevos como de ocasión.

Por qué comprar un coche de primera mano

La compra de un coche nuevo nos permitirá decidir, entre otras cosas, el color, equipamiento y especificaciones con las que contará el modelo antes de adquirirlo, permitiendo así el acceso a un vehículo completamente personalizado y adaptado perfectamente a nuestras necesidades. Estos modelos, además, contarán con las últimas novedades del mercado tanto en materia de seguridad como en emisiones, dando lugar a una experiencia de conducción extremadamente eficiente y sencilla que será muy superior a la que ofrecen los vehículos de segunda mano.

Cabe tener en cuenta, además, que la primera mano supone la mejor vía para hacerse con los modelos más novedosos del mercado. Los vehículos recién estrenados nos darán la oportunidad de cuidar de él desde el principio, algo que acabará compensando con creces la diferencia económica a largo plazo. Por último, destacar que algunos modelos en concreto ofrecen un gran valor de reventa, como los coches que, tras llevar algo de tiempo en el mercado, tienen ahora una importante promoción.

Por qué comprar un coche "de ocasión" o de segunda mano

Los coches de segunda mano resultan la opción más económica para acceder a coches de calidad que se devalúan menos con el tiempo. En lo que respecta al proceso de compra de estos modelos, resulta algo más elaborado que con los de primera mano, dado que deberás tener en cuenta elementos como la documentación o la puesta a punto. Entre las ventajas que ofrece la compra de coches de ocasión, encontramos que para los modelos que busca poca gente encontrarás precios bastante asequibles.

También cabe tener en cuenta que, cuando el coche es de una persona conocida, también tendrás acceso a un precio reducido y podrás asegurarte, al mismo tiempo, de que el vehículo ha sido tratado adecuadamente. La clave para hacer estas compras reside en vigilar que el precio ofertado por los coches en cuestión compensa el "riesgo y desgaste que ha sufrido con el tiempo.

Las peculiaridades del mercado de segunda mano

Más de una vez habrás oído la típica frase que dice "comprar un coche de segunda mano es como jugar a la lotería". Lo cierto es que, antes de dejar que el azar decida por nosotros, podemos tomar diferentes precauciones a la hora de elegir un modelo apto para nuestros gustos sin necesidad de dejarnos demasiado dinero en él. Sin embargo, para conseguir esto resulta fundamental entender primero cómo funciona el mercado de este tipo de vehículos.

Lo primero que deberás entender es que la oferta y la demanda funciona de forma diferente dentro de este sector del mercado. Por lo general, cuando mucha gente quiere un coche nuevo, los descuentos serán muy pequeños, pero aumentarán si cada vez menos gente lo compra. Incluso así, los precios suelen orbitar alrededor de una cifra base fijada por el fabricante, ofertando así el número de unidades que solicite la gente.

Sin embargo, ésto cambia completamente en lo referente a la venta de vehículos de segunda mano. Si, por ejemplo, 1000 personas en España buscan un modelo concreto y solo quedan 700 disponibles, el precio subirá drásticamente. Por otra parte, si para un modelo concreto hay tan solo diez unidades a la venta y solo dos interesados en comprarlos, los precios que se negociarán serán muy a la baja.

Entender estos principios resultará imprescindible para encontrar la mejor oferta dentro de los mercados de segunda mano.

Criterios para elegir un tipo de coche u otro

En resumen, los criterios fundamentales que debes considerar a la hora de decantarte por un coche de primera o segunda mano son:

  • La frecuencia con la que cambias de coche. Si tiendes a cambiar de modelo cada poco tiempo, los vehículos de ocasión serán tu mejor opción. Por otra parte, para disfrutar de un coche que te dure deberás adquirir un modelo de primera mano.
  • El modelo en el que estás interesado. Para determinados tipos de coche, encontrarás precios muy bajos en el mercado de segunda mano, con otros casos completamente opuestos que se venden a precios desorbitados.
  • La flexibilidad que esperamos que ofrezca el vehículo.
  • El presupuesto del que dispongamos en el momento de la compra, así como nuestra capacidad para financiarlo.

Si necesitas más consejos o criterios para decidirte por la compra de uno de estos dos tipos de coche, puedes consultar la página web de Mapfre, en la que encontrarás artículos enfocados específicamente a tratar este tema.