Hablar del Mercedes Benz Clase C es hacerlo del coche más vendido de la marca de la estrella, un modelo que ha superado los 10 millones de unidades entregadas en sus casi 40 años de vida comercial y que ahora experimenta un importante salto cualitativo de la mano de una gama mecánica completamente electrificada y de un interior de lo más tecnológico que lo sitúa como un verdadero Clase S a escala.

El nuevo Clase C ha incrementado su agresividad estética, pero la gran ventaja de disponer de una carrocería berlina, atributo que se mantiene en la carrocería familiar, es que su coeficiente aerodinámico presenta un fenomenal registro de 0,24Cx, un hecho que le permite anunciar consumos muy reducidos con la hibridación más ligera de todas, la de 48V. Todas las versiones van a lucir la etiqueta ECO en el parabrisas gracias a esta sencilla tecnología de hibridación EQBoost, y para los que quieran más, Mercedes ha anunciado una prometedora versión enchufable EQPower con 100Km de autonomía eléctrica.

Esto se va a conseguir gracias a la incorporación de una batería de 25,4Kw, una cifra que hasta hace no mucho anunciaban modelos 100% eléctricos. Además, con velocidades de carga de hasta 55kwh, esta versión PHEV se podrá cargar al completo en apenas 30 minutos. Esta merma el ya de por si escaso maletero del Clase C (455litros), pero el peaje merece la pena. El resto de mecánicas, gasolina y diésel, ofrecen potencias escalonadas entre los 170 y los 265CV con tracción 4Matic opcional y siempre asociadas al suavísimo cambio automático de 9 velocidades. 

La eficiencia no está reñida con la deportividad y el comportamiento dinámico del Mercedes Benz Clase C 2021 se anuncia prometedor gracias a avances como el eje trasero direccional, que permite combinar una gran efectividad en curva con el hecho de tener más maniobrabilidad en tramos urbanos. Una dirección directa y equilibrada y unos frenos precisos deben redondear la jugada. Los 6cm que ha crecido de largo y el cm de más de ancho se notarán en un mayor aplomo a alta velocidad. 

Revolucionario resulta también el interior de la nueva berlina compacta de Mercedes, ya que la nueva pantalla de 12 pulgadas cobra todo el protagonismo. Con ella manejaremos todos los elementos del coche: confort, música, navegación. Y se complementa con un display digital de 12,3 pulgadas que ofrece mucha información y un Head Up Display a todo color de profusa información. Lógicamente incluye la última actualización del sistema MBUX que ha ganado en funciones y tiene una mejor comprensión oral. Los precios arrancan en los 45.400 euros del C180 de gasolina.