Las consecuencias de la escasez de microchips para la industria más importante de España han sido nefastas. Las plantas españolas de producción de vehículos han dejado de fabricar 724.000 unidades en comparación con el último año antes de la pandemia, a causa del impacto del Covid-19, de las medidas de restricción de la movilidad y el problema de suministro de semiconductores que está afectando a la industria automovilística en todo el mundo.

La producción de vehículos en España alcanzó un volumen de 2,09 millones de unidades durante el año pasado, lo que supone una disminución del 7,5% en comparación con 2020 y del 25,6% respecto a los 2,82 millones de unidades fabricadas en 2019, según datos publicados este miércoles por la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac).

"La crisis de los microchips, junto con el contexto de crisis económica derivada de la pandemia, ha provocado que, durante el último año se hayan registrado unos niveles de producción de vehículos incluso inferiores a los obtenidos en 2020, un periodo ya de por sí muy negativo por los cierres de fábricas durante dos meses", explicó Anfac.

Estas cifras se han dejado notar en las exportaciones, ya que más del 80% de lo que fabricamos va fuera de nuestras fronteras. Las fábricas españolas exportaron un 6,7% menos en 2021

Esta bajada de los niveles de producción de vehículos en España, según la asociación, pone de manifiesto que durante el año pasado se trabajaron alrededor de 44 millones de horas menos que en un año preCovid, "situación que el sector ha podido gestionar coyunturalmente aplicando medidas de flexibilidad".

La fabricación española de turismos y todoterrenos en 2021 fue de 1,66 millones de unidades, un 7,7% de retroceso interanual. Se ensamblaron 435.959 vehículos comerciales e industriales, lo que supone una bajada del 6,8%. En diciembre, las factorías nacionales alcanzaron un volumen de producción de 147.404 unidades, lo que representa una disminución del 25,1%. Por tipo de vehículo: La producción mensual de turismos y todoterrenos cayó un 28,6% el mes pasado, con 112.501 unidades. La de vehículos comerciales e industriales se contrajo un 10,9%, con 34.903 unidades.