La gama al completo de vehículos comerciales ligeros de Opel tendrá una versión eléctrica a finales de este año, demostrando el compromiso de la marca alemana con los profesionales de la logística en estos tiempos en que ese segmento es de los más adecuados para su electrificación. El Opel Movano-e será el próximo lanzamiento de la marca este año, pero sin duda la estrella de la gama será el nuevo Opel Vivaro-e Hydrogen, una variante que será producida por Opel Special Vehicles (OSV) en Rüsselsheim y acompañará al Vivaro-e y al Combo-e como nuevo miembro de la familia de vehículos comerciales ligeros 100% eléctricos de la firma alemana a partir de otoño.

Este nuevo vehículo comercial eléctrico de pila de combustible (FCEV) tan sólo necesita tres minutos para repostar hidrógeno, aproximadamente el mismo tiempo que se emplea para repostar un coche convencional de combustión, mientas que su autonomía supera los 400 kilómetros (WLTP). Todo ello manteniendo los hasta 6,1 metros cúbicos de capacidad de carga, la misma que las versiones diésel o totalmente eléctrica del Vivaro. Es más, su carga útil ha aumentado hasta los 1.100 kilogramos.

El nuevo Opel Vivaro-e Hydrogen utiliza la base del actual Vivaro-e de dos puertas laterales correderas y se ofrece en dos longitudes: 4,95 y 5,30 metros. El concepto de pila de combustible del vehículo permite la integración de todo el sistema de pila de combustible, incluyendo el motor, bajo el capó de la versión que ya está en producción. Asimismo, la batería del Vivaro-e eléctrico se sustituye por tres depósitos de fibra de carbono de hidrógeno con una presión de 700 bares. 

En palabras de Michael Lohscheller, Director General de Opel: “El hidrógeno puede ser el eje central de un sistema energético integrado y eficiente del futuro, libre de combustibles fósiles. Contamos con más de 20 años de experiencia en tecnología de vehículos de pila de combustible de hidrógeno. Prácticamente no hay otro sistema de propulsión en el mundo capaz de ofrecer la combinación de movilidad cero emisiones, gran autonomía y sólo tres minutos de repostaje”.

La gama eléctrica de Opel será así de las más completas del mercado. El último en incorporarse ha sido el Mokka-e, versión 100% eléctrica del llamativo SUV de corte urbano, pero también funcionan 'a pilas' los Corsa-e, Combo-e Life, Combo-e Cargo, Zafira e-Life y Vivaro-e. El Grandland X no tiene versión sólo eléctrica pero sí una enchufable, y antes de que acabe el año llegarán el sucesor del Astra con su corrspondiente versión a pilas y el nuevo Movano-e.

Y para los más nostálgicos, la marca del rayo ha hecho un concept car del Opel Manta, el GSe ElektroMOD es la atractiva reinterpretación de un icónico coupé alemán, pero ahora con propulsión eléctrica y cambios bastante grandes, tanto que se reconstruyó el interior, se quitó el motor original y se introdujo uno más acorde con la modernidad, totalmente eléctrico.