Un año más, ha tenido lugar la gran cita del vertical Moveo, y Godó Strategies, sobre el mundo de la movilidad y su particular reconocimiento, con mayúsculas, a la industria global del automóvil. Donde se dan a conocer los proyectos, propuestas  y personas más relevantes en esto del medio ambiente sobre ruedas.

Una segunda edición, cargada de entusiasmo, debida a la situación que nos rodea, estructurada en cuatro categorías bien definidas: Sostenibilidad, Innovación, personaje y como no, El coche del Año, su plato estrella, entre 26 modelos contrincantes.

Unos Oscar´s del volante que comenzaron con el sumo agradecimiento por parte de Francesc Pla, a los lectores, el alma de estos premios, ya que son ellos (el 40% junto a un jurado especializado) quienes los eligen.

Un punto de encuentro de numerosas y relevantes personalidades del Motor y el apoyo institucional,  por parte de la ministra de Industria, Reyes Maroto. Un sector tocado por la pandemia, falta de componentes, bajada de ritmo de ventas,  que poco a poco va resurgiendo con una gran capacidad creativa y de transformación plena hacia lo eléctrico. Que representa el “10% del PIB  y emplea al 9% de la población”.  Todo un estandarte a tener en cuenta, España es el segundo fabricante europeo de automóviles, por detrás de Alemania.

Enric Sierra, director adjunto del diario catalán pilotó, con destreza y agilidad, la gala, e hizo anuncio de los ganadores que “salieron a ganar”.  

En un momento donde cada vez más se impone el enchufe, al coche,  el primer premio Sostenibilidad, subdividido, fue para Wallbox, por su amplia red de cargadores de uso personal.  Esta start up catalana, que dirigen con maestría Eduard Castañeda y Enric Asunción,  se ha convertido, en poco tiempo, en todo un referente mundial en puntos de recarga doméstica, gracias a su innovadora tecnología.

Apartado que fue compartido para la firma Toyota, por ser líder y artífice en patentes registradas y dar a conocer al mundo la tecnología hibrida, allá por 1997. Desde entonces,  19 millones de vehículos vendidos de este sistema, 400 mil en nuestro país.  Un récord alcanzado por su modelo Toyota Mirai, cuyo repostaje de hidrógeno, el futuro ya está aquí,  se realiza en tan solo cinco minutos.

La sostenibilidad marca y va de la mano de la Innovación. En este campo, KIA,  con presencia de Emilio Herrera, presidente del grupo en España, recibió de manos del director general de Godó Strategies, Peré Guardiola, el trofeo por su eléctrico 100%, el nuevo EV6 crossover. Y su nueva función de carga llamada V2L (Vehicle to Load), con hasta 3,6 KW de potencia a la batería, que a través de un sencillo adaptador, se puede cargar cualquier electrodoméstico.

Otra categoría que fue compartida junto a Silence, fabricante de scooters eléctricos.  Y por la reciente aparición en el mercado de su vehículo de cuatro ruedas, S04.  Que recogió su consejero delegado Carlos Sotelo.

Mención también tuvo el proyecto Pionners, por su afán en el desarrollo protector con sus sistemas de seguridad para las motocicletas y salvaguardar, así, la integridad corporal, una chaqueta airbag y protector de piernas, del motorista y su pasajero.  Gracias al estudio de 1.400 accidentes reales, con el que se podrían llegar a evitar un alto porcentaje de los mismos, hasta un “24%”. Un proyecto pionero en el que están involucradas hasta 16 empresas, como el RACC (Real Club Automóvil de Cataluña).

En el ecuador llego un momento clave con el premio al Personaje del Año, por su aportación al sector como motor impulsor del cambio.  En esta segunda ocasión fue para Wayne Griffiths,  actual presidente de Seat y éxito de Cupra, dentro del grupo Volkswagen. Gran baluarte por su alto compromiso personal, el diario le ayudó a aprender castellano, y posicionamiento profesional,  “hemos salido a ganar desde el principio”, con resultados de venta, “cerca de 70.000 coches vendidos” y redifusor del concepto eléctrico de la firma con sede en Martorell (Barcelona), que agradeció, notablemente, haciendo mención a su dilatada trayectoria y amigos, desde hace 25 años, muchos presentes, en el auditorio, que se quedó mudo al escuchar las emotivas palabras que dirigió después,  el otro personaje especial del Año,  a propuesta del jurado, Emilio de Villota, grande de la Fórmula 1, al recordar, en su legado, con la cariñosa lectura de un párrafo del libro, a su hija piloto, María. Una familia que ha sabido sacar el lado bueno de un momento crítico para ayudar a los demás.

Y llegó la guinda del pastel, el momento que todo el mundo esperaba. Con nombre y apellidos el Audi Q4 e.tron, en dos carrocerías familiar y versátil, en varias versiones de potencia, 170, 204 y 299 CV, se coronó por encima de todos sus adversarios como el mejor coche del Año por el canal Moveo.

Carlos Godó, consejero delegado del grupo otorgo junto a la ministra de Industria, Reyes Maroto,  el flamante distintivo a Miguel Aparicio, director general de la marca en España.  “Un coche que enseña mucho en poco tiempo, debido a su gran potencial y prestaciones”. 

El modelo alemán, dentro de la categoría SUV, supone un gran paso en la carrera hacia la electrificación, la movilidad y el desarrollo sostenible, con emisiones cero. En definitiva, lo que se pretende o lo que se traduce en “salir a ganar”, triunfadores desde el primer momento.