Entre los múltiples caprichos con los que solemos fantasear que nos compraríamos si nos tocase la Lotería de Navidad una buena moto para recorrer el mundo de cabo a rabo no puede faltar. En esa categoría las más deseadas son las conocidas como "maxi trails", las que montan motores de más de 1.000cc y pueden afrontar los viajes más exigentes, y Triumph ha renovado su contendiente en esta categoría, la Tiger 1200, para poder hacer frente con las mejores armas a la reina del segmento, la BMW GS 1250. 

Su planteamiento ha pasado por ofrecer la moto más completa y adaptable que existe, un modelo que con dos versiones y cinco acabados será como un traje a medida de cada usuario según sus necesidades. El acabado base es la Triumph Tiger 1200 GT, de clara orientación asfáltica, y se complementa con la versión Rally, pensada para un uso más campero. Cada una de ellas puede tomar el apellido Pro o Explorer, la primera con mayor nivel de equipamiento y la segunda dotada de un depósito de combustible de 30 litros de capacidad que permite anunciar una autonomía de 600 kilómetros, el modelo perfecto para perderse por el planeta.

El motor es el mismo en todos los casos, el insustituible tricilindrico marca de la casa que en esta ocasión ofrece 150CV y 130Nm de par para que no haya recorrido que se le resista. Pero lo más destacable de este nuevo modelo de la Tiger 1200 es que ha sido aligerado en hasta 25Kg y es ahora una moto mucho más manejable, con 3 alturas de asiento disponibles para todas las tallas. La versión GT tiene suspensiones de menor recorrido (200 milímetros) que la Rally (220 mm), y las llantas en la GT son de 19 pulgadas delante y 18 detrás, frente a la medida 21/18 de la Rally, más adecuadas para un uso 'off road'.

La nueva Triumph Tiger 1200 ofrece además hasta 6 modos de conducción gracias a su avanzada electrónica, que cuenta con una avanzada plataforma IMU de varios ejes que ofrece información de todo tipo de parámetros. Las suspensiones semiactivas y los frenos con ABS inteligente con activación en curva redondean un conjunto que será mucho más fácil de pilotar. Porque además lleva un equipamiento de ayudas a la conducción que incluye sistema de radar de ángulo muerto en las versiones Explorer, desarrollado junto a Continental, y asistente de cambio de carril.

La dotación de la Triumph Tiger 1200 2022 se completa con iluminación full LED, con faros adaptativos, hueco bajo el asiento con toma USB, asistente de arranque en pendiente, asistente de cambio y puños calefactables. La Rally Explorer tiene defensas de depósito y para el motor. Estará disponible a partir de la primavera de 2022 con un PVP para el modelo base GT de 19.650 euros. La lista de equipamiento opcional es extensísima y permite personalizar al máximo cada modelo. ¿Has comprobado ya todos tus décimos de la Lotería de Navidad?