El Swace es el coche más largo en el catálogo comercial de la marca de la S, ya que con sus 4,65m tiene 2cm más de longitud que el Across, el SUV híbrido enchufable de Suzuki que también es fruto del acuerdo con Toyota. Eso le sitúa como un coche de claro enfoque familiar a pesar de militar en el segmento compacto, y sus hasta 1.235 litros de maletero con los asientos abatidos dan fe de un espacio de carga que será más que de sobra para cualquier viaje o actividad de ocio, ya que además cuenta con suelo reversible para transportar objetos que mojen o puedan manchar la habitual moqueta. El nicho familiar de su categoría supone el 18% de las ventas, unos 40k coches al año en nuestro país, así que el movimiento es muy inteligente.

Con este lanzamiento Suzuki completa su gama y ya cuenta con 7 modelos híbridos en oferta, su receta contra la torpeza gubernamental. El Swace, un modelo que se fabrica en Reino Unido y por tanto puede verse afectado por el Brexit, se va a vender en dos acabados, y su posicionamiento comercial ha sido que ambos vayan muy completos de equipamiento, con el último desarrollo del Safety Sense, que puede llevar aviso de ángulo muerto, pantallas de 7 y 8” en cuadro de mandos e infotaintment, climatizador S-Flow, asientos y volante calefactables, cargador inalámbrico y 4 modos de conducción (normal, sport, eco y eléctrico). El precio arranca en 23.545 euros, ya que la marca ofrece una campaña promocional de 4.550 € además de los 1.400 € a detraer en caso de financiar y las posibles ayudas del Plan Moves o Renove.

Interior Suzuki Swace

La calidad interior del Swace vuelve a estar a un alto nivel gracias a que es calcada a la del Toyota Corolla Touring Sport, al igual que ocurre con el resto de los componentes mecánicos. Lo que sí ha hecho el gigante japonés es limitar la oferta al modelo de acceso, por lo que bajo el capó encontramos un conjunto de 122 CV que resulta de la combinación de un motor térmico y otro eléctrico. El primero, el de gasolina atmosférico, es el 1.8L de 98 CV y 142 Nm de par. El eléctrico ofrece 72 CV y 163 Nm. Este bloque híbrido resulta muy silencioso mueve con solvencia el Swace, que además es capaz de conseguir un consumo homologado de 4,5 litros a los 100 y por supuesto luce la etiqueta ECO en su parabrisas.

A nivel de conducción el Swace se muestra con un marcado carácter familiar, con unas suspensiones cómodas y una única monta de llantas de 16 pulgadas como posible opción. El cambio CVT, conocido y criticado a partes iguales, se muestra muy satisfactorio en una conducción tranquila y sigue mostrando las limitaciones de siempre a la hora de exigirle prestaciones al conjunto, momento en el que además los consumos suben con rapidez, así que mejor dedicarse a ofrecer al pasaje un viaje placentero y sostenible, circunstancia en la que este compacto de gran habitabilidad saca sus virtudes a relucir.

Suzuki Swace Madrid