Las 45.405 unidades comercializadas en 2020 por Hyundai España le han permitido escalar hasta la séptima posición en el ranking de marcas más vendidas de nuestro país, una por encima de 2019 con un avance importantísimo en cuota de mercado del 0,3% que le ha llevado a superar por primera vez el 5%. Respecto al año precedente la marca ha caído además 5 puntos menos que la media del mercado español, y todo ello en conjunto ha permitido a Polo Satrústegui mostrarse hoy con cierto positivismo en el encuentro anual que ha mantenido con la prensa. Y eso a pesar de que las previsiones para enero de 2021 son ya de un 50% de caída en las ventas.

El Director General Comercial de Hyundai en España tiene claro que sin el respaldo del gobierno es imposible que el principal sector industrial de nuestro país remonte el vuelo después de perder más de medio millón de coches de su fabricación el año pasado, y es por ello que reclama un plan Moves y un plan Renove adecuados, con por lo menos 500 millones de euros de asignación y que se centralice para no caer en la inoperancia. Independientemente de lo que Pedro Sánchez decida, Satrústegui cuenta con el respaldo del Tucson, el mejor lanzamiento de la historia que han tenido, y con la llegada del Bayon, su nuevo SUV B y del Ioniq 5 para afrontar 2021 con garantías, y es por ello que confía en una gran segunda mitad de año.

Hyundai España cuenta además con la ventaja de tener un reparto de las ventas más equilibrado que otros, ya que el 65% de sus matriculaciones son a particulares y el 30% a empresa, un nicho donde han experimentado un gran crecimiento. El 76,5% de las mismas se realizan a crédito, así que Hyundai Finance confía en llegar a los 400 millones en préstamos este 2021, un año en el que Polo espera que el mercado crezca por encima del 15% respecto al nefasto 2020, un año que de hecho tuvo 3 meses en blanco. En ese entorno se han marcado el objetivo de llegar al 5,6% de cuota de mercado, un guarismo que ha crecido el 1% en el último lustro.

La Eco Movilidad va a seguir mandando en Hyundai España, un hecho marcado sin duda por la llegada del primer modelo con la plataforma E-GMP, que gracias a su recarga súper rápida permitirá conseguir 100Km de autonomía con 5 minutos de carga y hasta 500km de alcance total. Los 45.000 millones de euros de inversión anunciados por Hyundai Motors para los próximos 5 años, con el 40% destinado a la electrificación, son además el mejor respaldo. El resultado serán 12 modelos eléctricos en 2025, año en que serán el 3º fabricante mundial de este tipo de vehículos. Eso no quiere decir que se olviden de su lado más pasional, con la deportiva Gama N creciendo hasta 3 modelos con la llegada del nuevo Kona N que se sumará al i20 e i30.

Los servicios de movilidad van a seguir cobrando cada vez más protagonismo en Hyundai España, que este año y de forma pionera en Europa lanzará un modelo de suscripción, Mocean. El proyecto piloto se va a lanzar en Barcelona, y de ahí se llevará al resto de comunidades y países más adelante. El Carsharing rural Vive es otro de los proyectos a los que van a seguir dedicando recursos, convencidos como están en la marca de que la España vaciada necesita acceder a este tipo de oportunidades, fomentando la movilidad inteligente a todos los niveles.

La red de Hyundai España sigue siendo con todo una de las más afortunadas, y este año su rentabilidad se quedará en torno al 1,6%, muy por encima del 1% que se espera para el mercado, y además tiene toda la confianza de Polo para volver a los niveles de comercialización del 2019 lo antes posible, algo que sin embargo no ocurrirá previsiblemente hasta 2023. En nuestro país no necesita crecer con sus 77 centros, pero sí que el gobierno ajuste de una vez por todas la fiscalidad del automóvil a un modelo de impuestos por uso que sería beneficioso para todos. El Bayon llega en mayo y el Ioniq 5 en verano, y además tendrán el nuevo Kona y el renovado Santa Fe para seguir ofreciendo una de las gamas más interesantes del mercado.