Por mucho que fueran cifras esperadas no dejan de ser desalentadoras. Las ventas de coches en el primer mes del año apenas han podido superar en 400 unidades a las conseguidas el año pasado, cuando las restricciones de la pandemia y el impacto de Filomena hicieron estragos en Madrid, la comunidad más importante a efectos de matriculaciones. Y es que un mes más, y ya van demasiados, la escasez de semiconductores ha lastrado un mercado al que además se ha sumado la subida impositiva por las emisiones WLTP.

Y es que en enero se ha empezado a aplicar la nueva medición de las emisiones de dióxido de carbono, por lo que los vehículos que estaban exentos de pagar el impuesto de matriculación saltaron de tramo tras finalizar la prórroga de junio, y una mayor presión fiscal sobre la renovación complica la situación, retrae al consumidor y penaliza la descarbonización. Toyota cerró enero como la marca más vendida (5.377 turismos) y su modelo Corolla fue el más matriculado con 1.613 registros.

El dato de enero de 2022 es mejor que su predecesor, pero es el segundo más bajo de la serie histórica desde el año 2000. Con ello queda todo dicho. Las patronales de fabricantes Anfac, de vendedores Ganvam y de concesionarios Faconauto insisten en que esta cifra "refleja la delicada coyuntura económica" para el sector, después de que por segundo año consecutivo el ejercicio ha comenzado por debajo de las 50.000 unidades. En comparación con enero de 2020, antes de la pandemia, las matriculaciones se han desplomado un 51 %.

La automoción se está quedando fuera de la recuperación general y  si no se venden coches una parte muy importante de la actividad económica del país también se está viendo frenada. Por canales, el de empresas de alquiler de turismos se desplomó hasta un 64,4 % (1.615 turismos matriculados), frente a las 4.535 unidades de enero de 2021, en tanto que el de particulares matriculó 21.567 turismos, un 13,3 % más frente a las 19.033 unidades de enero de 2021, y las empresas registraron 19.195 turismos, un 4,4 % más (18.393 unidades).

Al margen de los turismos, en enero se han matriculado 6.939 vehículos comerciales ligeros, un 27,3 % menos que en enero de 2021, con el segmento de furgones muy lastrado con una caída del 34,6 % (2.066 unidades) y el canal de autónomos como el más afectado, con un retroceso del 41 %, hasta las 1.664 unidades. Las matriculaciones de vehículos industriales, autobuses, autocares y microbuses fueron las únicas que crecieron en el primer mes del año, con una subida del 14,5 % en tasa interanual (2.286 unidades).

La electrificación continúa al alza

Las matriculaciones de vehículos electrificados (100 % eléctricos más híbridos enchufables) de todo tipo (turismos, dos ruedas, comerciales e industriales) arrancaron 2022 con una subida del 175,7 %, hasta alcanzar 6.807 unidades, lo que supone casi triplicar las cifras de enero del año pasado.

Por tipo de propulsión, las matriculaciones de vehículos 100 % eléctricos de todo tipo crecieron un 248,3 % durante el pasado mes en tasa interanual, con 3.584 unidades vendidas, lo que supone multiplicar por 3,5 las cifras de enero del año pasado.

Las matriculaciones de turismos 100 % eléctricos comenzaron el año con un ascenso del 262,6 % respecto a enero de 2021, con un total de 1.802 unidades, con el Kia E-Niro como el eléctrico más popular entre los españoles, con 223 unidades vendidas.

Los vehículos híbridos enchufables registraron un incremento del 124,1 % durante el pasado mes, hasta alcanzar las 3.223 unidades, de las cuales 3.212 fueron turismos. De esta forma, el 16 % de las matriculaciones de turismos corresponde ya a modelos electrificados (puros más híbridos enchufables).