La factoría de Renault de Palencia, referencia en el grupo por su calidad de fabricación, es hoy más puntera que nunca y va a ser la encargada de fabricar el coche más "español" jamás producido en nuestro país, el nuevo Austral, un SUV que quiere triunfar en el segmento de moda en Europa con su tecnología y una eficiencia récord en el caso de las versiones híbridas. La llegada de este coche ha supuesto un salto adelante para las instalaciones palentinas, que han aumentado un 50% el número de robots instalados y tienen garantizado el futuro para sus cerca de 2.000 empleados.

El nuevo Renault Austral es un coche 100% Made in Spain, más que ningún otro en la historia de la marca francesa en nuestro país.  En su concepción se ha aprovechado todo el potencial del Polo de Hibridación de Renault Group en España, con un protagonismo destacado del Centro I+D+i que la marca francesa tiene en Valladolid con más de 1.000 ingenieros, responsable de la concepción de una parte clave de este modelo, así como de sus motorizaciones. Además, todo el aparato industrial de Renault en España, desde la Factoría de Carrocerías, hasta la de Motores pasando por la Refactory de Sevilla ha participado en el proceso.

Y es que el Renault Austral está a la vanguardia de la innovación del sector. Palencia se ha industrializado con la nueva plataforma de la Alianza CMF-CD, que le da flexibilidad de cara a futuras adjudicaciones y además es una fábrica piloto dentro del Manufacturing 4.0, con tecnologías tan avanzadas como el programa del diagnóstico de averías (Dave), el Portal Digital del Jefe de Unidad y las cámaras numéricas. Cuenta con el 100% de los flujos secundarios automatizados y los procesos sincronizados desde proveedores hasta concesionarios como demuestra el programa de entrega rápida de vehículos Fast Track.

Las innovaciones en la fábrica por la llegada del Austral van encaminadas a asegurar altos estándares de calidad. «Lo demuestran sistemas automatizados como el túnel de detección de defectos, la nueva línea de pintura bitono y de aprestos para ofrecer el primer vehículo del Grupo con pintura satinada, los nuevos bancos ADAS para vehículos hiperconectados; el feedback directo de los concesionarios que permite reducir un 60% las incidencias y el test drive ‘Confirmation Run’ por el que más de 150 vehículos ruedan 2 millones de kilómetros en 6 meses para garantizar la calidad total del producto que sale al mercado. 

Todo ello en línea con los objetivos de descarbonización de Renault Group, que busca que toda la energía eléctrica consumida sea verde. Para ello firmó un acuerdo con Iberdrola en abril de 2021, y promueve la recogida selectiva de residuos con una tasa de reciclaje del 99,5%. La de Palencia es la primera fábrica del Grupo con el sistema en línea ‘Portal de la energía’ para evitar derivas en el consumo de energía, y realiza también el tratamiento de las aguas mediante membranas biológicas y cuenta con 23.000 metros cuadrados de paneles solares y 27.000 de zonas verdes.

Y es que, señala el director de la factoría de Palencia y del Polo Industrial Iberia Vehículo, José Martín Vega, «la factoría de Palencia ha adaptado sus instalaciones para producir el Austral, convirtiendo esta fábrica en la vanguardia de la innovación». El director de Ingeniería Producto de Renault España, José González Para, apunta por su parte que el equipo «altamente cualificado» del Centro I+D+i de Renault en Valladolid «ha aportado todo su saber hacer en el desarrollo del proyecto de Nuevo Renault Austral desde su concepción hasta su validación y seguirá velando por su calidad y competitividad».