El portal de compraventa de automóviles Coches.com ha realizado un análisis de tendencias en el sector que nos deja unas conclusiones nada halagüeñas. La primera edición de su Estudio Anual ‘Acelerando el cambio’, un análisis pormenorizado de la evolución del mercado del automóvil en nuestro país reflejan un escenario post pandémico agravado por la escasez de componentes que hará que el mercado siga en pérdidas hasta 2023.

Entre los resultados del estudio, destaca la contracción que está sufriendo el mercado. 12.000 millones de euros es la cantidad que los particulares han dejado de gastar en vehículos en los dos últimos años en España. Y es que, desde enero de 2019, el gasto de los particulares se ha reducido en 8.763 millones de euros en el caso de vehículos nuevos y 2.748 millones de euros en vehículos de ocasión.

El mercado de vehículos nuevos y de segunda mano aún no se ha recuperado después de la pandemia y de la crisis de componentes. En el caso de los vehículos de segunda mano, la pérdida se concentró únicamente en los meses del confinamiento. El mercado de vehículos nuevos, sin embargo, se ve muy afectado por ambas crisis y acumula una pérdida de 9.000 millones de euros”, ha afirmado Gerardo Cabañas, director general de Coches.com, durante la presentación del estudio.

Sin embargo, las búsquedas en internet relacionadas con marcas de coche nuevo se han mantenido respecto a 2019, lo que nos muestra que el interés de los compradores permanece, a pesar de la situación económica y social. De hecho, en el caso de los vehículos de segunda mano, las búsquedas se han incrementado un 41% respecto a 2019.

La crisis de los componentes ha afectado al mercado, triplicando los tiempos máximos de entrega de vehículos nuevos, pasando de los 3 a los 9 meses, una situación que tensiona el mercado de coches de segunda mano.

El stock de vehículos de ocasión se ha reducido un 22% en los últimos 10 meses. Ahora, el mercado es más líquido y los coches de segunda mano se venden más rápido que hace un año. Muestra de ello es que el porcentaje de coches que se venden en menos de 7 días ha crecido un 34%.

La reducción del stock también se ha traducido en el envejecimiento de nuestro parque móvil, hasta marcar los 10,9 años de media, y en un incremento de los precios, tanto de vehículos nuevos como de ocasión. Por tramos de edad, los coches nuevos y los más viejos son los que más se han encarecido, escalando hasta un 20% más respecto a los precios marcados en 2019.

A pesar del retraimiento, los coches con motorizaciones electrificadas están cada vez más presentes en nuestro parque móvil. El Estudio Anual refleja que las ventas de coches electrificados a particulares han crecido un 173% en los últimos 4 años.