Toyota acaba de estrenar mundialmente el nuevo bZ4X, el primer modelo de una nueva serie de vehículos eléctricos de batería, denominada 'beyond Zero' (más allá de cero) y que como no podía ser de otra forma es un crossover, pues es lo que el mercado demanda. 

El nuevo bZ4X es el primer modelo eléctrico desarrollado en su totalidad por Toyota y el primer vehículo fabricado en la nueva plataforma específica para modelos eléctricos de la compañía, basada en la filosofía e-TNGA y desarrollada en colaboración con Subaru, que en breve presentará su propio representante, el Solterra, primer vehículo eléctrico global de la marca japonesa, otro SUV, que  debutará el 11 de noviembre y estará a la venta en 2022.

Toyota ha desarrollado un diseño elegante y robusto para el bZ4X, que se adapta a la vida urbana moderna fusionando la imagen avanzada de un modelo eléctrico con las cualidades de un todocamino. La larga distancia entre sus ejes da lugar a una gran amplitud dentro del habitáculo, de cinco plazas y también a un generoso maletero.

La incorporación de la batería como parte integral del chasis permite un bajo centro de gravedad, un perfecto equilibrio entre los ejes delantero y trasero y una elevada rigidez de la carrocería. El bZ4X con tracción delantera monta un motor eléctrico de 204CV y 265Nm de par, que le sirve para acelerar de 0 a 100 kilómetros por hora en 8,4 segundos y para alcanzar una velocidad máxima de 160 kilómetros por hora.

La batería de ion de litio de alta densidad tiene una capacidad de 71,4 kilovatios/hora, con la que es de esperar que disponga de una autonomía de más de 450 kilómetros provisionalmente, según el ciclo WLTP. Además, en línea con los objetivos de desarrollo para la batería, no se espera más que una pequeña reducción de su rendimiento, de alrededor del 10%, en diez años de uso, o 240.000 kilómetros, lo que antes suceda.

Este modelo incorporará la tercera generación del sistema Toyota Safety Sense, con funciones nuevas y mejoradas que ofrecen protección contra un abanico aún mayor de riesgos habituales de accidente. Puede funcionar en colaboración con el conductor para hacer posible el objetivo "cero muertos y heridos en accidentes de tráfico" de Toyota.

El bZ4X se presentará en Europa el próximo 2 de diciembre, para posteriormente abrirse un proceso de reserva 'online' para aquellos clientes que quieran ser los primeros en poder asegurarse una de las primeras unidades que se fabricarán.