Debido a las crecientes tasas de siniestralidad en personas vulnerables como ciclistas o peatones, la Dirección General de Tráfico (DGT) decidió limitar la velocidad a 30 km/h en calles de un sentido hace un año. El próximo 11 de mayo se cumple un año de la entrada en vigor de esta norma que supone un hito en la historia de la seguridad vial, ya que se ha demostrado que minimiza el riesgo de atropellos mortales, siendo 5 veces menor a dicha velocidad frente a los 50 km/h.

En el estudio se han tomado 7.000 mediciones en ciudades como Barcelona, Valencia, Sevilla, Madrid y Bilbao. Barcelona es la más respetuosa en lo que se refiere al cumplimiento, con casi un 80%, seguido de Valencia con un 71%, aunque la cifra decae, con un 50% en las zonas 50 km/h. 

En cuanto a los vehículos, las furgonetas (73%) son las que más respetan la velocidad adecuada en las ciudades. Por su parte, las motocicletas son las que circulan de forma más rápida y con un 54% cumpliendo la velocidad legal. 

Los datos del Estudio de Velocidad se ven complementados con los aportados por el Estudio de Percepción de Velocidad, una encuesta desarrollada por Toluna Start a partir de más de 500 entrevistas a conductores de estas ciudades. En lo referente al cumplimiento de los límites, más del 80% asegura cumplir los límites de velocidad en más del 60% de los casos, aunque tan sólo un 45% estima que el resto de los conductores mantiene un comportamiento similar. 

La mayoría de los conductores ha tomado conciencia y se muestra de acuerdo con dicho límite de velocidad. Josep Alfonso, presidente del Centro de Estudios y Opinión PONLE FRENO-AXA de Seguridad Vial, afirma: “Nos llama la atención que mayoritariamente está siendo aceptada. Hay un alto cumplimiento”.

El Centro de Estudios y Opinión PONLE FRENO-AXA de Seguridad Vial es un proyecto que nace en mayo de 2013, y desde su creación, ha publicado más de una decena de informes sobre siniestralidad y hábitos de conducción para poner fin a este tipo de accidentes.