El Karoq es el segundo modelo en importancia para Skoda por su volumen de ventas en España (solo por detrás del Kamiq) con más de 20 mil unidades vendidas desde su lanzamiento en 2017. Además es el tercero en Europa, donde ya supera las 400 mil matriculaciones, así que la marca necesita mantenerlo al día para no perder comba frente a una competencia que cada vez viene más fuerte. El responsable del 20% de sus ventas debe ser una pieza clave para conseguir mantener el tipo este año en el que debido a la crisis de semiconductores esperan una bajada del 35%.

El principal problema de este modelo es que usa una plataforma que no puede hibridarse a ningún nivel, con lo que la marca checa ha decidido afinar su eficiencia a base de pequeñas mejoras aerodinámicas (parrilla, faldon, alerón, etc) que permiten hasta un 15% de ahorro en emisiones de CO2. Aprovechando esta actualización el equipamiento se nutre mejor con la llegada por ejemplo de luces matriciales, que también consumen menos, y han simplificado la gama, que ya no tendrá versiones Scout ni RS, y añadido dos nuevos colores.

El interior del Skoda Karoq 2022 recibe tapicerías ecológicas y mayores opciones de personalización mientras que el cuadro de instrumentos digital cockpit de 10,25 pulgadas se combina a la perfección con la pantalla central de 9" y la botonera tradicional para ofrecer un gran agrado de uso. Pero lo mejor es su gran versatilidad y enorme espacio, con un maletero en el que, si se opta por la opción varioflex, se puede llegar a contar con 590 litros de capacidad en un coche de apenas 4,4m de largo. Las opciones simply clever hacen del día a día mucho más cómodo.

Mecánicamente la principal novedad en el nuevo Karoq es la introducción del motor 2.0TDI en versión de 115CV, que además ahora puede combinarse con el fenomenal cambio DSG de 7 velocidades. Por encima está la versión de  150 CV con posibilidad de montar además tracción 4x4. En gasolina las opciones son el 1.0 TSI de 110 CV manual, el 1.5 TSI 150 CV manual o DSG y el 2.0 TSI 190 CV DSG 4x4. Sorprende el dato de que el 60% de los compradores pide cambio DSG y un 23% la tracción total.

Los clientes ya pueden elegir el nuevo Skoda Karoq en cuatro niveles de acabado, Active, Ambition, Style y Sportline, que además se pueden completar con 9 paquetes de equipamiento. Los precios con descuentos y campañas parten de los 22.500 euros y hay una opción de renting desde 190 euros al mes y una entrada de 4.400 euros. La escasez de semiconductores lleva el plazo de espera hasta casi 6 meses, una circunstancia que hará que Skoda muy probablemente baje del 3% de cuota de mercado que tanto le costó conseguir por primera vez en su historia en 2021.