Stellantis quiere ser un jugador clave en el futuro de la automoción (son el 4º fabricante mundial), y ese escenario pasa indefectiblemente por el hidrógeno, una tecnología en la que sus rivales, como el Grupo Hyundai, ya llevan un largo recorrido que les da ventaja de partida. Es por ello que en el evento virtual "Techno Reveal" ha presentado su estrategia para el desarrollo y uso de la pila de combustible de hidrógeno, anunciando que los primeros modelos en disponer de esta tecnología serán los vehículos comerciales Peugeot Expert, Citroën Jumpy y Opel Vivaro, que además serán PHEV. En el grupo dejan abierta la puerta a que otras marcas puedan sumarse, y Fiat será la primera de la antigua FCA en hacerlo.

Para mantener intactos la capacidad de carga, versatilidad y desempeño de estos vehículos, la empresa ha desarrollado un nuevo sistema de pila de combustible de hidrógeno, que ubica todos sus componentes fuera del espacio de carga. Pueden llevar hasta 1.100 kilos y un volumen de 6,1 metros cúbicos. Estas versiones dispondrán de un motor eléctrico de 100 kW (136 Hp) y 260 Nm de par, además de tres tanques de hidrógeno de 4,4 kilos -con un presión de 700 bares-, que irán puestos de forma longitudinal debajo del plano de carga.

Sobre éstos, se ubicará una batería de 10,5 kWh con tecnología enchufable y bajo el capó, las pilas de combustible de 45kw de potencia , así como la unidad de gestión inteligente de energía, que permite aprovechar al máximo la eficiencia de uso de esta mecánica. Gracias a este conjunto, los Expert, Jumpy y Vivaro movidos con hidrógeno ofrecerán 400 kilómetros de autonomía en ciclo WLTP, cerca de 60 km más que las versiones 100% eléctricas de estos vehículos. Las furgonetas de hidrógeno se ofrecerán en diferentes longitudes y tamaños, igual que los modelos de combustión.

En velocidades bajas, estas variantes funcionarán en modo 100% eléctrico; mientras que a velocidad crucero será la pila de combustible la que asuma el protagonismo, empleando el hidrógeno que se almacena en los tanques. En fases de aceleración, ambas fuentes de energía se combinarán y en las frenadas y retenciones, el sistema permitirá recuperar carga para la batería, como en cualquier eléctrico convencional. La recarga del hidrógeno se hace en 3minutos, y las baterías soportan cargas de hasta 90Kwh. Se fabricarán en las instalaciones de Opel de Alemania con la colaboración de Faurecia y Symbio y se espera que estén listas para finales de 2021 en Europa.