Los neumáticos son uno de los elementos esenciales del vehículo, ya que se trata del único punto de contacto con la carretera, que están diseñados para soportar el peso del vehículo y absorber los impactos. Por ello, nunca debemos descuidar su mantenimiento y es recomendable revisarlos regularmente. Estos son algunos de los consejos para mantener tus neumáticos en perfecto estado:

1. Seleccionar los neumáticos adecuados al vehículo

Debes consultar con tu taller de confianza para ver cuáles son los que se ajustan a las especificaciones de tu vehículo. Se recomienda una marca conocida, ya que, de lo contrario probablemente acabes teniendo que cambiar antes las ruedas de tu coche por no tener ni la misma vida útil que los de marca.

2. Hinchar y revisar la presión de los neumáticos una vez al mes

Es recomendable hacerlo cada cierto tiempo, y, sobre todo, antes de un viaje. Circular con la presión adecuada reduce el riesgo de dañar los neumáticos, aumenta su vida útil y ahorra combustible.

3. Comprobar la profundidad mínima de la banda de rodadura.

La profundidad del dibujo de unos neumáticos nuevos es de 8 a 9 mm y lo que se permite legalmente es una profundidad mínima de 1.6 mm de la banda de rodadura.  Por lo tanto, para tener una conducción segura, será necesario comprobarlo de vez en cuando.

4. Mover el vehiculó si está mucho tiempo estacionado

Mantener el coche estacionado en un mismo sitio durante mucho tiempo puede salir caro. Es recomendable mover el vehículo cuando lleva más de 5 días en el mismo sitio, ya que así no solo se contribuye a tener en buen estado el vehículo, sino que la zona de la cubierta en contacto con el suelo no sea siempre la misma y no se deteriore.

5. Revisar el equilibrado y la alineación de las ruedas

El equilibrado y alineación de las ruedas reduce el desgaste prematuro de los neumáticos y elimina las vibraciones, además de proteger la suspensión, dirección y transmisión del vehículo. Si se detecta que el vehículo tiende a irse hacia un lado será importante hacer una alineación, o en caso de vibración del volante habrá que realizar un equilibrado a las 4 ruedas.

6. Reparar los neumáticos con un profesional

Si se ha dañado algún neumático, es fundamental llevarlo a un servicio técnico profesional, que tenga la formación y el conocimiento suficiente para que lo desmonte e inspeccione con garantías.