El nuevo Mokka, que por primera vez está disponible con una variante 100% eléctrica, es el primer modelo de Opel en estrenar el nuevo frontal Vizor de la marca, así como el logotipo rediseñado del rayo y el nombre del modelo en la zona posterior, ahora alineado al centro.

"Con el nuevo Mokka prácticamente reinventamos Opel. Hemos diseñado y desarrollado el coche desde cero en Rüsselsheim. El nuevo Mokka muestra todo lo que Opel representa hoy y en el futuro: diversión, eficiencia e innovación en todos los sentidos", ha reivindicado el director general de Opel, Michael Lohscheller

La variante 'cero emisiones' monta un propulsor eléctrico de 136 caballos de potencia y dispone de una autonomía de 324 kilómetros con una sola carga. El nuevo Opel Mokka-e ya está disponible en España por un precio que parte de los 35.400 euros, que se convertirán en poco más de 26.000 con el plan Moves. El modelo de combustión estará a la venta desde 189 euros al mes gracias a las campañas de renting. En su equipamiento la digitalización reina, porque todos equipan cuadro de instrumentos digital y pantalla central táctil. El puesto de conducción es muy cómodo, con asientos que priman el confort, seña de identidad de Opel.

Una de las funcionalidades más prácticas de este modelo eléctrico es el preacondicionamiento, que es "especialmente eficiente" en la época de invierno, ya que permite calentar el modelo mientras todavía está enchufado a la corriente de casa, lo que no reduce su autonomía de conducción. Se puede realizar en el propio vehículo o en remoto a través de la aplicación myOpel, lo que permite calentar o enfriar el coche antes de llegar a él.

Siguiendo con su funcionalidad, el Mokka no tiene una banqueta trasera que se puede deslizar longitudinalmente así que su maletero se queda en unos escasos 350 litros. Donde si saca buena nota es en opciones de personalización, un apartado cada vez más demandado por el cliente y más tenido en cuenta por las marcas.

El Mokka debe conseguir un buen rédito comercial, no en vano, entre ambas generaciones anteriores vendieron más de 1.000.000 de unidades en toda Europa. Esta nueva generación solo comparte el nombre con sus antecesores, porque ya ha sido desarrollado bajo el paraguas del Grupo PSA y utiliza la plataforma CMP, que permite combinar indistintamente motores de combustión o el eléctrico. Lo que no habrá ya serán versiones 4x4. Una vez en marcha, su llamativo diseño es perfecto para el uso urbano que pretende, y la suavidad de su mecánica eléctrica junto con la poca eficiencia que consigue en carretera, invitan a quedarse a disfrutar de la ciudad gracias a sus 4,15m de largo, 14 menos que antes y que hacen un juego de niños su aparcamiento.