Hyundai está decidida a dominar el mercado global del hidrógeno en el ámbito de la movilidad, y para ello acaba de anunciar la construcción de dos nuevas fábricas de celdas de combustible en Corea del Sur, lo que supone ampliar las ubicaciones de producción que ya tiene en marcha. Las nuevas plantas comenzarán a producir en masa en la segunda mitad de 2023, fabricarán 100.000 pilas de combustible de hidrógeno al año cuando estén plenamente operativas.

Una vez que las instalaciones estén completadas, Hyundai Mobis operará un total de tres plantas de pilas de combustible. En 2018, la compañía se convirtió en la primera empresa del mundo en establecer, en Chungju (Corea del Sur), un sistema de producción completo, que abarca desde la pila de combustible hasta el resto de componentes electrónicos. La planta de Chungju es capaz de producir aproximadamente 23.000 sistemas de pilas de hidrógeno al año.

El pasado 7 de octubre de 2021, Hyundai Mobis celebró la ceremonia de colocación de la primera piedra de las nuevas plantas, que producirán pilas de combustible de hidrógeno en el Complejo Industrial de la Ciudad Internacional de Cheongna, en Incheon. El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, y el viceprimer ministro del país, Hong Nam-ki, asistieron a la ceremonia.

La mayoría de los sistemas de pila de combustible producidos por Hyundai Mobis se utilizan en vehículos eléctricos de pila de combustible, pero la compañía espera ampliar su negocio a otros sectores, como la maquinaria de construcción y el equipamiento logístico. "A pesar de la incertidumbre, incluida la derivada de la Covid-19, hemos decidido realizar esta inversión a gran escala para asegurar nuestro liderazgo en la industria mundial de pilas de combustible. Seguiremos invirtiendo en instalaciones y reforzando nuestra capacidad de I+D para el desarrollo de la industria del hidrógeno y la expansión de su ecosistema", explicó Sung Hwan Cho, presidente y CEO de Hyundai Mobis.