La marca francesa ha desarrollado el Citroën My Ami Cargo, un cuadriciclo de reparto eléctrico que incorpora todas las ventajas del Ami con un volumen útil total de más de 400 litros y una carga útil de 140 kg. El asiento del pasajero se ha eliminado para crear un espacio optimizado y modular.

El vehículo –se puede conducir desde los 15 años con el permiso AM- responde a las necesidades de desplazamiento urbano cero emisiones, manejable, práctico y económico. El precio es de 7.600 euros, que con el plan Moves III parte desde 6.000 euros. También se puede financiar desde 2 euros al día, con una entrada de 2.346 euros, y una última cuota de 3.455 euros,  para 36 meses. 

Ofrece 75 km de autonomía y se carga en 3 horas

Hemos probado en el centro de Madrid el Citroën My Ami y nos hemos movido sin problemas, por angostas calles hasta el inmenso Paseo de Recoletos y Gran Vía. El Ami acelera hasta 45 km/h, velocidad más que suficiente incluso para grandes calles. La visibilidad es buena, al tener una amplia superficie acristalada, pero podrían agrandarse los pequeños espejos laterales, ya que carece de espejo central.

Ofrece 75 km de autonomía, suficiente para ciudad, y en 3 horas se carga por completo en un enchufe normal.

Junto al asiento del conductor, el vehículo dispone de un espacio de carga modular que permite transportar paquetes, correo, herramientas o diferentes objetos con toda seguridad.

Ofrece más protección que un vehículo de dos o tres ruedas y es más ágil que un comercial de un segmento superior gracias a sus dimensiones compactas (2,41 m de largo, 1,54 m de ancho y 1,52 m de alto) y a su maniobrabilidad, con un diámetro de giro de tan solo 7,20 m.

La zona del pasajero se ha habilitado como un espacio de almacenaje de 260 litros que permite transportar una carga útil de 140 kg. La caja modular, compuesta por siete compartimientos, ocupa el lugar que deja libre el asiento del acompañante. Está cubierta por una bandeja que puede convertirse en escritorio móvil, además de soportar hasta 10 Kg de peso. Si se coloca en posición vertical, permite transportar objetos de hasta 1,20 m de largo.

Dispone de un espacio en formato A4 para dejar documentos como un albarán de entrega, un listado de pedidos, o una tableta digital. Y en la parte trasera tiene un realce para mantener los documentos colocados en este soporte. Modulable, puede desplazarse hacia la zona del conductor para acceder más fácilmente a la parte de almacenamiento En su parte trasera, un espacio cerrado independiente puede albergar pequeños objetos.

Una mampara de separación vertical delimita la zona del conductor y la de carga. Se ha colocado de manera que permita obtener el espacio necesario, así como proteger al usuario ante posibles movimientos de la carga.