Hoy me leído una noticia reconfortante aunque debe tener algún tiempo. 
 
La revista Rolling Stones, una de las más longevas dedicadas a la música y la cultura popular, ya son más de 50 años, ha publicado la lista de los 100 mejores baterías de la historia del rock (aunque incluye el jazz).
 
Para regocijo mío, y seguro que de mi buen amigo Juan Oltra, entre los 15 primeros, y entre Charlie Wast, de los Rolling Stones, y Ringo Star de los Beatles, aparece el mítico DJ Fontana.
WhatsApp_Image_2020-12-07_at_19.53.34
¿Quién es Fontana? Se preguntarán algunos, a excepción de Juan V. Oltra Gutiérrez.
 
Yo lo hubiera puesto algo más arriba en ese top de los 15 mejores. Básicamente, porque no es lo mismo ser el batería de una banda, como lo es el número 1, John Bonham, que es el batería de Led Zeppelin, que estar a la sombra de quién lo era todo en un  escenario.
 
Antes de que Elvis creara su increíble banda, la TCB (1969), con la que dio un nuevo sonido a su música, en la que Ronnie Tut, estaba a la batería y en los arreglos (las versiones de Elvis de Hey Jude, Puente sobre aguas turbulentas, El sueño Imposible o Yesterday entre otras), antes de que Elvis utilizara 2 baterías (de ahí sus increíbles directos en los conciertos de los 70), estaba DJ Fontana.
 
Fontana forma parte del origen del rock and roll. Fue lo que le faltaba al invento en los estudios Sun Records, cuando su batería se incorporó al bajo y guitarra que junto a la de Elvis arrancaban un tiempo musical nuevo. Curiosamente Fontana se puso otra vez a la batería para un disco de homenaje y grabar con Paul McCartney la primera canción de Elvis que llegó al público That's all right mama. 
WhatsApp_Image_2020-12-07_at_19.53.35
El ritmo de la batería de Fontana estuvo ahí durante 15 años, detrás de cada desplante de cadera de Elvis Presley.
 
Poderoso en Hound dog; marcado para no equivocar un paso al aprender a bailar en Don't be cruel; increíble en las varias versiones de Treat me nice; susurrante e irresistible en Estremécete; de terciopelo en Loving You; prodigioso en Mujer de cabeza dura o en Got a lot o'Livin to do; dominador en toda la maravillosa banda sonora de King Creole...
 
Reconocer a DJ Fontana como uno de los grandes baterías de la historia, por encima de muchos de los músicos de las bandas más diversas y conocidas, de ayer y de hoy, tiene algo de justicia histórica para quien es conocido, fundamentalmente, por ser el batería de Elvis Presley, que es como estar invisible en un escenario.
 
Sin DJ Fontana el rey hubiera estado desnudo.