Daddy Yankee y Marc Anthony, dos de los más grandes nombres de la música popular a nivel mundial, han lanzado la semana pasada su nuevo tema De vuelta pa’ la vuelta que, como era de prever, se convirtió en un éxito inmediato; alcanzando el primer puesto en la lista de Tendencias de YouTube, con sus más de 26 millones de reproducciones hasta la fecha. Ello no ha de resultar extraño, puesto que se trata de dos de los artistas más importantes de la escena musical internacional, además de haber tenido un papel decisivo en la consolidación del reguetón y el trap como géneros dominantes en el panorama mundial (contribuyendo, asimismo, a la popularización de la música en español en general; pero también de la propia lengua de Cervantes), solo superados por el hip-hop y el pop. 

El primero jugó un papel clave en la popularización del reguetón con el lanzamiento de Barrio Fino en 2004 (elegido, como mostramos en un artículo precedente, como uno de los mejores discos de la historia por Rolling Stone), que incluía Gasolina, un tema que ha alcanzado los primero puestos en países de una cultura tan disímil a la latina como Dinamarca y Noruega. No es necesario resaltar el hecho de ser Daddy Yankee el autor, en una época más reciente, de la canción más escuchada de la historia de YouTube, y probablemente el tema más escuchado de la historia de la música popular, Despacito, un tema que ha logrado el primer puesto en la mayoría de los países de continentes enteros. Marc Anthony, por su parte, es autor de los que han devenido unos de los álbumes  más populares del pop latino; en especial, su disco homónimo lanzado en el 1999 (Número 1 en Noruega).

La nueva colaboración entre estas dos estrellas de la música latina consiste en una canción de salsa (uno de los principales estilos de Marc Anthony, junto con el R&B y el pop latino), con una introducción con una base de reguetón suave y lenta, ejecutada en la voz por Daddy Yankee.