“Suspiros de España” es un popular pasodoble español, compuesto por el maestro Antonio Álvarez Alonso en la ciudad española de Cartagena, en 1902, cuando una noche, al terminar su actuación de un concierto en las veladas del café “La Palma Valenciana”, enseñó a sus amigos una melodía en forma de pasodoble que había escrito sobre una mesita del café, y que pronto fue acogida con alborozo por su clara inspiración.

     En su recorrido nocturno, se detuvo ante la confitería España, ubicada frente al café de sus actuaciones, y observando una confitura típica llamada "suspiros" (avellanas caramelizadas), se inspiró para bautizar “Suspiros de España” a su nueva partitura.

    El pasodoble fue estrenado oficialmente por la Banda de Música del Tercer Regimiento de Infantería de Marina dirigida por Ramón Roig y Torné, el día del Corpus Christi de 1902 en la plaza de San Sebastián de Cartagena, (porque extraoficialmente se interpretó anteriormente el 22 de octubre de 1901 en el café-Restaurante España de Cartagena), convirtiéndose en una de las piezas más emotiva y famosa de la música española. Una placa conmemora la efeméride en el lugar del estreno.

     En un principio, este pasodoble no tenía letra, pero en 1938, Benito Perojo estaba dirigiendo una película que llevaba ese mismo título y le pidió al sobrino del autor, Juan Antonio Álvarez Cantos, que le escribiera una letra para lucimiento de Estrellita Castro, protagonista de la cinta que estaba rodando es los estudios UFA de Berlín. La versión tuvo tal éxito que se convirtió en el santo y seña de la tonadillera, que quedaría marcada ya para siempre por esta nostálgica melodía; habiendo siendo versionada luego con cambio de letra en diferentes ocasiones por otras grandes figuras del canto a través de diferentes épocas. La primera comienza con este verso que dice “Quiso Dios/con su Poder…”; otra más emotiva y menos cargada de sentimiento religioso, comienza con “Siento en mí/triste emoción…”,y una tercera, comienza igual que la primera pero cambia los demás versos; ellas   han sido cantadas por Concha Piquer, Paquita Rico, Rosita Ferrer, Manolo Escobar, Plácido Domingo, Conchita Márquez Piquer, Rocío Jurado, Dyango, Rosa López, Estrella Morente, Diego El Cigala…, y que pueden verse y escucharse en esta producción:  

 

     En nuestra Patria, donde los símbolos y los emblemas, las banderas y los himnos son tan problemáticos, el pasodoble “Suspiros de España” podría haber sido, para muchos, el himno oficioso de España, porque todo el mundo lo conoce, porque no es partidista ni tiene ideologías políticas, porque no hace daño a nadie, porque nos une en un sentimiento y horizonte común, y sobre todo porque a todos cuantos amamos a España, nos sentimos identificados con esta composición tan nostálgica y evocadora de sentimientos, pues, al escucharla, nuestros corazones emocionados se llenan de  suspiros transversales españoles.

     Como homenaje a “Suspiros de España”, el maestro Manuel Panella compuso en 1927, una canción dentro de la canción, “En tierra extraña”, en la que narra una reunión de españoles en Nueva York celebrando la Nochebuena…, “y de pronto se escuchó un gramófono sonar. Callar todos, dije yo, y un pasodoble se oyó que nos hizo recordar… Oyendo esta música, allá en tierra extraña, ya nadie reía, y todos lloraban… eran nuestros suspiros de España.”