Concluida su etapa con Smash en 1971, tan solo un año más tarde se habría iniciado el segundo proyecto musical de Manuel Molina, en esta ocasión junto a su pareja de aquel entonces, la cantaora Dolores “Lole” Montoya.

Aparte de la madurez artística, el paso por el rock junto a sus compañeros de banda había ensanchado notablemente la perspectiva musical del guitarrista de Ceuta hacia géneros más allá del flamenco, además de ejercer una influencia decisiva en su forma de tocar, así como en la construcción de los clímax y atmósferas de los temas. Los estilos más influyentes en el estilo de Manuel Molina serían el blues rock (principalmente Jimi Hendrix), el blues, el rock psicodélico y el rock progresivo del Pink Floyd posterior a Syd Barret.

Por su parte, Lole Montoya también se había familiarizado con la música negra estadounidense a raíz de su relación con Manuel Molina, pero también a través de la entrada en contacto con la obra de Janis Joplin, que devendrá una referencia estilística esencial para la cantaora.

La  influencia de los artistas de la etapa psicodélica (1966-1967/68) se imprimiría en su primer trabajo titulado Nuevo día; en que la psicodelia se manifestará a través del flamenco, si bien en una época en que los años del LCD, las prácticas religiosas orientales y los macrofestivales ya había quedado muy atrás en lo que a música se refiere (recuerden que estamos en 1975, en pleno declive del glam, en los albores de la expansión del punk, y a apenas unos años del nacimiento de Joy Division; si bien es forzoso mentar que la psicodelia se reciclará en los 80 y 90 por grupos como Cocteau Twins, Spiritualized,o  los californianos de Flaming Lips; y nuevamente en los 2000 con bandas célebres como Animal Collective, o la australiana Tame Impala).

No obstante, la importancia de Nuevo día reside en el hecho de ser uno de los primeros álbumes en que se advierte una voluntad de apertura des del flamenco hacia otros géneros, en este caso a través de la fusión y la incorporación de las novedades en la música popular relativas a la ampliación de la gama de instrumentos en la ejecución, los arreglos, los efectos de producción, e incluso al propio lenguaje musical.

Como hemos apuntado, Nuevo día, y por su estética, en cuanto que vestigio de los años de los Beach Boys de Pet Sounds y los Beatles de Revolver y Sgt. Pepper’s, a la que se ha incorporado la progresividad de la banda londinense con la que el mundo celebró la caída del Muro de Berin, podría ser considerado estilísticamente retrógrado. Lo que hemos de considerar, sin embargo, es el hecho de ser el primero en que se han incorporado instrumentos que no son los tradicionales del flamenco (toda una orquesta en el tema homónimo que abre el LP), además de ampliarse la temática de las letras; en este caso hacia un antibelicismo hippie tardío, o el surrealismo del tema antes mencionado y de otras canciones del dúo.

Recuerden que será precisamente esta ampliación de los instrumentos y la musicalización de poemas de Lorca el eje conceptual de La leyenda del tiempo, así como el de las grandes obras de los artistas más destacados del género hasta la aparición de Rosalía (Enrique Morente, Miguel Poveda o Arcángel).

Tanto esta nueva forma de ejecución de las canciones y del cante, como las primeras fusiones del rock con el flamenco de Sabicas y de Smash, serán la base para la evolución (o evoluciones) de todo el flamenco posterior a la publicación de este primer trabajo de Lole y Manuel, y hasta la publicación de Malamente de Rosalía; además de todo el rock y pop/rumba pop hasta nuestros días (Kiko Veneno, Ketama, Tomatito, Los Delincuentes, Tomasito, o el ya citado Enrique Morente y el noise al estilo de los neoyorquinos de Sonic Youth de Lagartija Nick).

El segundo disco de Lole y Manuel, y el antepenúltimo con Ricardo Pachón como productor, Pasaje del Agua, se mantendrá en la línea de sus predecesores, si bien con una atmósfera floydiana más marcada en temas como el que les haría mundialmente conocidos Tu mirá, y debido a su incorporación en la banda sonora de Kill Bill II. Pasaje del Agua destacará también por incorporar uno de los temas de mayor profundidad del flamenco actual, la canción Dime, cuya letra versa sobre los principios morales y la vergüenza de debería producir su violación.

 

Nuevo día, de Lole y Manuel, completo en Spotify:

https://open.spotify.com/album/4ZunY6fkf2dt8ZYTfLd3NG

Pueden adquirir el disco en Amazon:

https://www.amazon.es/Nuevo-D%C3%ADa-Vinilo-Lole-Manuel/dp/B06WVJT6YC/ref=sr_1_1?__mk_es_ES=%C3%85M%C3%85%C5%BD%C3%95%C3%91&dchild=1&keywords=nuevo+dia+lole+y+manuel&qid=1606519980&quartzVehicle=64-792&replacementKeywords=nuevo+dia+lole+manuel&sr=8-1