Este es el título del mejor tema musical que se ha hecho en español, en cuanto a letra. Es una obra de arte descomunal, algo que parece imposible pueda pertenecer a una panda de punkis rockeros y gentuza de dudoso vivir, como es el grupo –y sobre todos los fans – padre de la criatura: Transfer. Tienen otros momentos colosales en sus letras, como “El último adiós”, pero me centro en el tema que titula mi artículo. Es imprescindible escucharlo. Es un himno a la vida, una oda al amor y a la eterna esperanza del advenimiento de una vida como Dios manda, pese a que Dios no mande nada en nuestra vida.

Disfrutad de este temazo, de este poema musical. Es algo que no oiréis en los 40 anormales . Es algo tan inmortal como la bondad que denota.

PASEN Y OIGAN: