La artista más importante y escuchada del pop internacional Taylor Swift, ha sacado su segundo álbum en 2020, a pocos días de concluir el año, y tras el lanzamiento de su LP Folclore. La productividad de la estadounidense revela un estado álgido en lo que a creatividad se refiere, y que es corroborado por el hecho de no tratarse de una compilación de descartes, sino de un disco con un eje vertebrador temático y estético de la obra, tanto sonoro como lírico.

Evermore (Republic Records; producido también por la propia Taylor Swift), pues, puede considerarse, en lo tocante a la temática de sus letras, un disco que trata los aspectos complicados del amor, y en concreto los relativos a los problemas en las relaciones y lo derivado del final de las últimas. De suerte que podemos hallar temas que tratan la separación, el fin del enamoramiento, el amor a pesar de las infidelidades y la venganza por las mismas. No obstante, el dramatismo se ve compensado y reducido en sus efectos por temas como Happiness, en que se quiere dejar claro que el final de una relación o los problemas amorosos no han de suponer un impedimento para la felicidad (hay felicidad a pesar de ti… más allá de ti; que patentiza, dicho sea de paso, la capacidad sintética de su autora). El mensaje de las letras se ofrece a través de la recreación de situaciones de validez universal (ambientadas en EEUU; en sintonía con la marcada americanidad de las composiciones), a la vez con recursos retóricos harto originales, y como acaece en la segunda canción del disco Champagne Problems, que versa sobre la incomodidad que provoca la situación de la necesidad de la comunicación de una separación a las personas más cercanas.

En lo que se refiere a la música, tal como hemos adelantado, se trata de un álbum de pop y rock alternativos, inclinados hacia el folk y el roots (una fórmula muy en boga en la actualidad), con una importante presencia de los instrumentos o sonidos provenientes de instrumentos analógicos, que en ocasiones evoca a grandes bandas del pop clásico como el icónico grupo estadounidense Big Star. Los temas presentan una duración algo más extensa que la de la que responde a las necesidades   establecidas por la demanda (esto es, unos tres minutos), y en que se refleja la orientación hacia el sonido country.

El disco también incluye el éxito Willow, que da inicio al álbum, y que constituye uno de los temas más pegadizos del LP (Número 1 en EEUU, Australia y Singapur). Para su grabación también se ha contado con referentes de la música alternativa como The National o Bon Iver, uno de los máximos exponentes del indie folk. 

 

 Evermore, de Taylor Swift, completo en Spotify:

https://open.spotify.com/album/2Xoteh7uEpea4TohMxjtaq

Pueden adquirir el disco en Amazon.