La Alborada Gallega es mucho más que el espacio de tiempo necesario para que resucite el día. Para los nostálgicos es música y poema que cobran fuerza en los himnos que hacen crecer nuestro orgullo patrio. Porque la música y poesía de cualquier región de España nos hace vibrar y vivir nuestra propia historia y nuestra españolía.

    Inspirado en este sencillo canto surgió un poema que, ya en el umbral de la modernidad, hizo nacer la luz de la Alborada que iluminó finalmente la inspiración en la letra escrita por F.M. de la Iglesia. Un poema que despertó de aquel sueño de sombras y angustia, en el que la gaita suena a lamento.

     Al que puso música el compositor Pascual Veiga Iglesias (Mondoñedo, 9 de abril de 1842 - Madrid, 12 de julio de 1906). Músico precoz y autor de la popular Alborada Gallega, también conocida como Alborada de Veiga, y de la música del Himno de Galicia, habiendo sido figura fundamental del Resurgimiento Gallego.

    El tema más célebre de Pascual Veiga, la Alborada Gallega, ha sido objeto de numerosas versiones, entre ellas podría recordarse la versión grabada por el grupo español de Los Pekenikes, en la década de 1960, y que pueden ver y escuchar: