Como acaba de salir al mercado el último disco del genial rockero Freddy Billy, llamado Blue Rockers, voy a dedicarle el artículo de hoy. Si quieren disfrutar de auténtico rock and roll patriota no duden en comprar esta extraordinaria obra de arte por lo que cuestan tres paquetes de cigarrillos. Les garantizo que no se arrepentirán. 
 
Tras los toques country del anterior Sin Justicia Social con sus letras patriotas y falangistas, Freddy nos da este regalo para los oídos y el espíritu basándose en un rock urbano que dará mucho que hablar. El sonido de su magistral guitarra les llevará tema a tema por los problemas que asolan nuestra patria en estos días, llamando a la juventud sin horizontes a que se rebele contra los actuales desafueros.
 
Su dominio de la música urbana es total, dando lugar a 15 magistrales temas a cada cual más potente. En ellos se deja ver esa mano de genio tocada por los dioses y que además de ofrecernos una marcha increíble nos invita a reflexionar sobre los males de nuestra patria y a actuar en consecuencia. Música para todas las generaciones, desde el abuelo hasta el nieto. Así que no duden en recomendar este Blue Rockers a todos sus conocidos y familiares.
 
De antemano Freddy tiene el boicot de los grandes medios de masas por su audaz protesta contra lo políticamente correcto. Así que les toca a ustedes el divulgar la obra de este maestro de maestros. Por favor, que no caiga en saco roto su mensaje pues merece ser oído por la juventud desnortada y sin ilusiones vitales. Puede ser un revulsivo para esos chicos sin trabajo a los que los progres les ofrecen derechos vacíos de contenido sin darles lo fundamental, un sustento de vida.
 
El Blue Rockers debe sonar en todas las casas de los patriotas y en todos los garitos que verdaderamente entiendan de música. Es lo que se merece el extraordinario músico y el gran disco salido de su sapiencia. El esfuerzo ha sido arduo, muchos meses de creación inspirada y un buen dinero que se ha ido en ello. Por todo ello y por su arriesgada propuesta, no podemos permitir que el disco pase sin pena ni gloria como ya ocurrió con el exquisito Sin Justicia Social. 
 
Llamo desde estas páginas a todos los que aman a España y a Cristo a que divulguen esta perla, este trabajo de orfebrería, por todos los rincones de nuestra desventurada patria. Quizás sea el discurso detonante de unos nuevos tiempos al igual que otras obras inmortales han marcado épocas. Y no exagero, por que el contenido es tan denso, tan actual y tan bello que no dudo de que esta obra marcará un antes y un después.
 
Freddy avalado por su calidad y su genio, podría haber escogido el fácil camino de lo políticamente correcto y haber triunfado ya en el panorama musical. En cambio ha escogido el camino más difícil, el de la soledad, el de los territorios inhóspitos y peligrosos. Todo por su amor a la patria y a sus ideales purísimos. No le dejemos en la estacada, por favor.
 
El se merece el reconocimiento por parte de los que dicen amar a España y el éxito material y espiritual. Su trabajo es excelso y muy arriesgado como he dicho. Ha dejado a un lado la comodidad y el camino fácil para transitar por senderos de incertidumbre, pero auténticos. Por ello les pido nuevamente que ayuden a la difusión de sus obras maestras. Sin Justicia Social y Blue Rockers. 
 
Como un auténtico cruzado se ha embarcado en darle la batalla cultural a la izquierda sin más armas que su guitarra y su talento. David contra Goliat. Los medios de masas ni quieren oír hablar del rockero falangista. Machista, xenófobo, racista y xenófobo, son algunos de los adjetivos con que le califican. Pero a el le da lo mismo, sabe que lucha por la verdad y que Dios al final le dará la recompensa que tanto se merece. La del reconocimiento musical por parte de la gente con criterio.
 
La batalla es difícil y cruenta. No dejemos de ayudarle. Cuesta muy poco decir a los amigos y familiares que hay un chico que hace una música muy buena de contenido patriota y social. La noticia debe expandirse como un reguero de pólvora y estallar en una traca final de éxito apoteósico.
 
Por que el beneficiario no sería solo el. La patria también se vería beneficiada si el mensaje de Freddy llegase a calar entre esos desvalidos jóvenes de un 42 por ciento de paro juvenil. Los seis millones de parados podrían una voz que los defiende. La España despoblada escucharía las soluciones al problema pasando por el arreglo de la natalidad al de la mejora de vida en nuestros pueblos. Las escuelas tendrían un apoyo contra el mensaje LGTB que se quiere imponer.
 
En definitiva, España contaría con una voz que cantaste al aire los verdaderos problemas actuales que tiene y que aporta soluciones. Todo ello envuelto en una música emocionante y desgarradora al compás de los frenéticos ritmos del rock and roll.  Un artista de verdad juramentado contra todo lo que supone traición y manipulación a nuestro amado país.
 
Así pues no dejen de adquirir este maravilloso disco llamado Blue Rockers por tan solo 15 euros. Lo que vale el tabaco y un par de cubatas. Un euro por cada arrebatadora canción. Les prometo que disfrutarán muchísimo y no saldrán decepcionados. Les prometo que Freddy les llevará por territorios musicales desconocidos hasta ahora. Les prometo que se sentirán satisfechos de ese desembolso. Y ya después que funcione el boca a boca y las excelsas notas de la guitarra de Freddy lleguen a todo el país, incluso a los territorios traidores.