El pasado domingo 18 de julio, Córdoba se vistió de gala para recibir al gran galán mexicano Carlos Rivera. La plaza de toros de los Califas y bajo la dirección de Grupo Mundo pusieron a la ciudad andaluza como punto neurálgico de la música moderna.

Un concierto de más de una hora y media de duración donde el artista Carlos Rivera pudo hacer un repaso a toda su carrera discográfica y a sus mayores éxitos causando entre los asistentes el más sincero aplauso y gratitud. Un público entregado y enamorado a un artista que abrió su corazón compartiendo su amor eterno y profundo por su abuelo, recién fallecido y por el cual llevaba el título en esta gira. El recuerdo de su abuelo estuvo latente durante cada canción llegando incluso a las lágrimas por parte del mejicano.

Había cosechado y vendido el sold out en todos los conciertos anteriores, pero a sus 35 años confesó que le tenía ganas a este precioso escenario cordobés. Es evidente que el artista que a sus 25 años llegó a la palestra musical con su éxito en el musical de El Rey León ha evolucionado, crecido y madurado como artista.

Un artista polifacético que además de sus 3 discos de estudio, ha realizado numerosas obras de teatro, musicales, shows televisivos, e interpretado grandes bandas sonoras. Su portentosa voz de mariachi y su carisma y cercanía con un público que lo idolatra generan una combinación ideal para tener un éxito asegurado. Su bella personalidad y sensibilidad a la hora de interpretar trasciende más allá de su profesión artística.

El público cordobés pudo emocionarse y disfrutar volcándose como hacía tiempo que no se veía con un artista que ha marcado una pica en Flandes en este escenario y un antes y un después en esta plaza de toros.

Derrochó y brindó al público los más representativos temas de su último disco “Leyendas”, donde recoge canciones meticulosamente escogidas y adaptadas a su portentosa y melosa voz unidas a la de grandes artistas como Armando Manzanero, Raphael, José Luis Perales, Juan Gabriel, José José, Camilo Sesto, Rocío Dúrcal, José Luis Rodríguez 'El Puma' y Roberto Carlos, un auténtico tributo homenaje a estos grandes gigantes de la música.

De igual manera interpretó canciones como Lo digo, Bendita tu vida y Perdiendo la cabeza, Sería más fácil, 100 años, La luna del cielo y Él hubiera no existe, Recuérdame, Lo nuestro se quede nuestro y Solo tú para terminar con Fascinación, un auténtico resumen de lo que ocurrió en el ruedo cordobés cuando casi al finalizar el show, se produjo un momento de expectación cuando ante un apagón de sonido, el público eufórico se puso de pie a cantar a dúo con el artista, y aun su voz como un estruendo permanecía impregnando la plaza de los Califas de todo su arte. Sin lugar a duda este espectáculo regentado por Grupo Mundo quedará en la retina de los asistentes con gran agrado.

Y la fiesta no acaba aquí, pues Grupo Mundo tiene preparado de cara a septiembre una auténtica revolución musical que volverá a poner a Córdoba a la cima del panorama artístico, toda una buena riestra de grandes artistas como Antonio Orozco (3 septiembre), Aitana (8 septiembre), Niña Pastori (9 de septiembre),El Barrio (10 septiembre), Mónica Naranjo (17 septiembre), India Martinez (24 septiembre) y Dúo Dinámico (25 septiembre). ¡No te lo pierdas!