Entrevisto a Francisco Javier Mateos Cambra, “Javi metal”, exbaterista de bandas de rock y orquestas, como Lobos negros, Los Rayitos, Sonotones, La voz de la orgía, Metro y etc. Ha recorrido España, durante décadas, compartiendo escenario con Víctor Manuel, Los enemigos, Sugarless, Killer Barbies, Los del Río y etc.  Toda una vida dedicada a la música y a otras profesiones puntuales, entre ellas la creación literaria. Un melómano del rock y sus múltiples variantes, reconocido y reconocible.

¿Cuánto tiempo has sido baterista profesional y por qué decidiste serlo?

Fui baterista profesional, y semi-profesional, alrededor de 20 años; porque desde bien joven mi mayor pasión era la música y a día de hoy sigue siéndolo y, por supuesto, lo será siempre.

¿Por qué elegiste ese instrumento, el más grande, ruidoso y aparatoso?

La batería era el instrumento que más me atraía de todos. Pero si pudiese retroceder en el tiempo, elegiría otro menos aparatoso y problemático. Seguramente teclados y bajo.

¿Es verdad que los bateristas os quedáis “tapias” antes que el resto de miembros de una banda?

Puede ser, el problema de la batería no son los timbales que son de sonido más grave, la caja ya son sonidos medios-agudos que ya pueden afectar más al oído, pero el mayor problema son los platillos o platos, que son de frecuencias muy altas, y con el paso de los años te pueden dejar un poco tapia.

Has tocado en grupos de diferentes estilos. ¿Con cuál te quedas y por qué?

Quizás con los Lobos Negros, que son de los mas rockeros con los que he tocado.

¿Qué tipo de música te gusta más y cuál menos? ¿por qué?

Lo que más me gusta es el heavy metal (con todas sus variantes), el hard-rock, rock y sucedáneos. También pop, blues, jazz, etc.… Lo que no me mola es la música enlatada de productos televisivos y mierdas así.

¿Los rockeros van al infierno?

Ni puta idea.

¿Qué opinas del manido lema: “Sexo, drogas y rock and roll”?

Que el sexo y el rock molan, a las drogas que las den por culo.

La politización lo invade todo. El mundo del Rock no escapa a ello. Muchas bandas internacionales y afamadas, como Iron Maiden, por ejemplo, hacen gala de su patriotismo, en este caso británico. En España, cuando un grupo hace gala de su españolidad, es atacado. El último, el mítico Sherpa, de Barón Rojo. El líder de “Ñu” José Carlos Molina, también tuvo problemas por lucir una bandera de España en el escenario. ¿Qué opinas de este menoscabo a la libertad de expresión?

Bueno, yo no tengo un especial cariño a las banderas (sean del país que sean) para mi ,en general, no tienen demasiado significado… Pero los Maiden la sacan siempre en los conciertos, y me parece bien…son británicos y se pueden sentir identificados con ella. Lars Ulrich, el baterista de Metallica, lleva la bandera de Dinamarca (creo) en su batería, porque es danés, aunque los Metallica son americanos como banda de origen, y no tienen ningún problema. Ahora… qué pasa si la saca un grupo español… que enseguida se les tilda de “fachas” (como le pasó una vez a José Carlos Molina, el líder de los Ñu. Me lo contó, personalmente, su hijo) cuando este señor tiene de facha lo que yo de guardia civil…nada.

Es decir, en este país hay mucho tonto con todo eso del rollo: llevo bandera, entonces por cojones soy facha… a mi juicio es patético.

¿Alguna de tus bandas ha estado politizada o ha sufrido acoso de algún tipo por este motivo?

En las banda que yo he estado no ha habido esos problemas.

¿Si cuando empezaste a darle a las baquetas, la música estuviera tan asociada a la televisión, a los concursos, y fuera tan mediocre como ahora… hubieras elegido otra profesión?

Pues igual si…porque, entonces, la motivación sería nula al llegar una mierda de música a mis oídos.

Muchas salas míticas de rock han cerrado o se han convertido en salas de salsa y bachata. ¿Qué opinas de eso?

Pues que, por desgracia, está desapareciendo lo bueno para dar paso a una mierda total. La verdad es que vamos hacia atrás y musicalmente estamos involucionando, en líneas generales.

El precio de las entradas a los conciertos se ha disparado. Y cada vez parece que los conciertos son más espectáculos escénicos y visuales que musicales. ¿Qué opinas de esto?

El precio es abusivo. Una vergüenza. Y lo llevamos claro con lo escénico y visual, que es lo menos importante. El alma es la música, el espectáculo en segundo o quinto plano.

Cuéntanos alguna anécdota de tus actuaciones.

Recuerdo una actuación que tuvimos por la zona de Valencia, en la que a mitad del concierto, un individuo se subió al escenario burlando el sistema de seguridad, y tímidamente se colocó a mi lado (a todo esto yo no paraba de tocar puesto que recuerdo que estaba en mitad de una canción), se sacó un cigarrillo del paquete de tabaco, y me pidió fuego…y yo, claro, le di a entender con gestos que no tenía libre las manos como para darle fuego. Al poco le vieron los de seguridad y se lo llevaron corriendo, y yo no podía parar de reírme de la situación tan friki.

¿Las groupies son una “leyenda urbana”? ¿Tienes alguna anécdota al respecto?

No son una leyenda urbana, son reales, pero eso se suele dar sobre todo en grupos famosos, donde se mueve mucho fenómeno “fans” y, por supuesto, también mucha pasta. Yo conocí una ex grupi que se enrollaba con cualquier músico que fuera rockero y tuviera el pelo largo.

Te gusta conocer músicos y, si puedes, que te firmen discos. ¿Por qué?

Sí, me gusta conocer a mis músicos favoritos que son muchos, y de paso si me firman alguno de mis discos favoritos, pues mejor que mejor.

El concierto dura sólo unas horas. ¿todo lo que hay antes y después de un concierto es fácil de llevar, sobre todo en tu caso, que como baterista has de llevar una infraestructura enorme e incómoda? ¿merece la pena el esfuerzo?

Lo mejor es el concierto, sin lugar a dudas. Lo peor es antes en el montaje y después en la recogida. Si tienes asistentes (pipas) todo es muy fácil, pero si no (pues lo puedes tener un poco jodido).

Con la perspectiva actual, basada en tu experiencia musical ¿hubieras preferido ser guitarrista o vocalista?

Vocalista…por que solo tienes que llevar tu micrófono…jajajajajaja.

¿Qué opinas de la “cultura musical” de la España actual?

Patética, absurda, pobre… (no se premia el talento realmente tan solo la tontería), me faltan adjetivos para definir la mierda de música que se hace a día de hoy… claro, hablo de la música comercial y mala que se maneja mayoritariamente a través de televisión. Luego hay una minoritaria que siempre será buena (claro, no tanto como las décadas pasadas), pero que sigue siendo música seria.

¿Te hubiera gustado vivir siempre de la música?

La verdad es que sí. Pero es un mundo muy difícil y muy cabrón, desde siempre. Y claro, hace años había mucho más movimiento, y en los últimos tiempos cada vez más penoso, y este último año con lo del COVID, pues ya apaga y vámonos….

¿Por qué triunfan unas bandas y otras se quedan en el camino? ¿A veces, la música es lo de menos y lo que manda es integrarse en la industria, como en el resto de artes?

Quizás una mezcla de todo: talento y creatividad, promoción, el momento y la época adecuada (socialmente, culturalmente, etc.). Aunque la última palabra la tiene siempre el público (les llega esa música ó no les llega).

Y claro es los últimos tiempo lo de menos es la música, se le da más valor a la imagen o a la estupidez y a la tontería…claro todo esto acompañado de una incultura musical popular del personal, que no tiene una capacidad de elección real, puesto que no tiene una actitud medianamente critica; es decir, lo que le venden aunque sea una mierda enlatada, se la tragan.

Gracias por la entrevista. Un placer.