La propia OMS- Organización Mafiosa de la Salud- jamás estimó la conveniencia de la utilización obligatoria del bozal. Ineficaces y/o nocivas. En su propia web, esta camorra onusina admite que "no hay evidencias de que su uso prevenga la infección".

Bozal, estropicio para salud y libertad

Volveremos a enumerar el estropicio que representan para nuestra salud los bozales. Cuantas veces sea necesario. Sobre todo, cuando su uso supera la hora y media. Fíjense ahora en verano. Agravándose todo ello cuando se está activo.

Además de la generación de posibles alergias por el material usado, se ocasiona un evidente déficit de oxígeno celular y tisular (tejidos del organismo), fatiga y cansancio, acumulación de dióxido de carbono en la sangre, arritmias, hipercapnia (derivando en carencia de ventilación pulmonar), dolores de cabeza, falta de concentración, hiperventilación, pérdida de reflejos, ansiedad, progresiva deshidratación, acidificación del organismo y/o disminución del sistema inmune.

Y el sucio negocio, claro

Todo muy bonito. Además de feroz ataque a la libertad, so capullos. Y otro gran negocio. En ese sentido, el gobierno (¿se puso en contacto con Rappel?), hace unos días, admitió estar fabricando bozales para una "segunda oleada" de coronavirus "en septiembre". Sic. Son listos, la verdad.

Recapitulemos. La Inspección General de Sanidad de la Defensa (Igesan) señaló recientemente que "estando prevista una segunda oleada del virus Covid-19, este centro tiene que comenzar ya la producción de mascarillas para tener una reserva estratégica en el mes de septiembre". Los milicos, malos y (¿deliberadamente?) empanados. El presunto virus se llama Sars- Cov-2 y la supuesta enfermedad covid-19. Pero, por lo visto, también tienen bola mágica. Risas.

Adquisición reciente por parte del ministerio de la guerra de una máquina para fabricar mascarillas en serie, instalada en el centro militar de farmacia de Burgos. Expediente de contrato, gestionado de emergencia, lleva por título la "adquisición de materiales para producción de mascarillas quirúrgicas tipo II" y su coste trepa hasta los 346.647,26 euros, impuestos incluidos. La firma beneficiaria resultó ser la firma Oiarso Sociedad Cooperativa, cuya marca mercantil es Bexen Medical, del Grupo Mondragón. Vaya, vaya, vaya, estos vasquitos tan listos.

¿Fue todo legal? ¿Algún chanchullito? ¿Adjudicación “democrática” o “dedocrática”? Pregunten a Medicare System. Tienen que andar algo encorajinados y mosqueados.

¿Otro secuestro domiciliario prontito?

Pues lo dicho, en septiembre u octubre, otro arrestito domiciliario. ¿Lo toleraremos? En fin.

Bozal_antes_no_obligatorio