La falsa izquierda progre le hace ese regalo a los empresarios a costa de los trabajadores españoles.
 

El portavoz parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Echenique, ha registrado en el Congreso una iniciativa de su Grupo Confederal para que el Gobierno «dé la nacionalidad de manera extraordinaria a todos los héroes extranjeros». Es decir, para todos los inmigrantes irregulares que hoy residen en España. Para la formación de Pablo Iglesias «es justo, es decente y es justo reconocerlos a todos como compatriotas».

Del mismo modo, Iglesias pide a Sánchez dar papeles a 600.000 inmigrantes sin regularizar que han pasado la pandemia en España... Esos 600.000 más los que traiga el "efecto llamada". Y como en España nos sobran puestos de trabajo, ¿verdad? 

 

La formación morada también plantea dar la nacionalidad a todos los inmigrantes que han trabajado en servicios esenciales. El plan ha sido presentado a solas por los morados, sin contar con el apoyo del PSOE y, de hecho, Echenique ha admitido que «si en esto no estamos de acuerdo, lo gestionaremos».
Echenique afirma que ha informado al PSOE, aunque admite que los socialistas "probablemente" discreparán.
No obstante, Pedro Sánchez rehúsa aclarar si se plantea una regularización masiva de inmigrantes como la que plantea su socio de gobierno.

 

Unidas Podemos pretende dar la nacionalidad a 2,8 millones de personas entre inmigrantes "regulares, irregulares y solicitantes de asilo". Todos ellos pasarían a ser españoles de pleno derecho.

Echenique, en rueda de prensa, ha propuesto «dar la nacionalidad española por carta de naturaleza a las personas que hayan convivido con nosotros durante el estado de alarma». Y así, en el texto se prevé que «tanto en el caso de personas con algún tipo de autorización para permanecer en territorio español como de las que carecen de documentación, se trata de población que ya lleva tiempo en España y, en su inmensa mayoría, no volverá a sus países de origen».

Unidas Podemos propuso que se dé permiso de residencia y trabajo a todos los inmigrantes irregulares que estuvieran en España el pasado 14 de marzo, fecha en la que se decretó el estado de alarma. La formación morada también plantea la posibilidad de otorgar la nacionalidad española a aquellos inmigrantes que ya tuvieran permiso de residencia y que hayan trabajado en servicios esenciales durante la pandemia.

Pese a que Unidas Podemos ha remitido su propuesta -aún sin formato de iniciativa legislativa- a los grupos parlamentarios del Congreso, lo cierto es que tanto la regularización masiva de inmigrantes sin documentación como la concesión de la nacionalidad a algunos de los que sí tienen papeles dependen fundamentalmente del Gobierno. Es, por tanto, una decisión gubernamental.

La concesión de la nacionalidad española por carta de naturaleza también depende del Ejecutivo, que la puede otorgar por Real Decreto "cuando en el interesado concurran circunstancias excepcionales"según determina el Código Civil. El Consejo de Ministros podría determinar que haber ejercido servicios esenciales durante la pandemia (transporte de viajeros imprescindible, transporte de mercancías, limpieza, desinfección, trabajos sanitarios...) pueda considerarse una circunstancia excepcional para reclamar la nacionalidad.

Es decir, que todo apunta a que el gobierno nos va a traer más inmigrantes como "ejército industrial de reserva", utilizando una frase de Carlos Marx. Así vemos cómo la supuesta izquierda progre le hace este regalo a las empresas a costa de los trabajadores españoles. Por tanto, Podemos colabora activamente con el capitalismo global en el genocidio demográfico de los españoles de dos maneras: fomentando la destrucción de la familia que puede engendrar hijos, y fomentando la inmigración.