Luis María Díez-Picazo Giménez, presidente. Jorge Rodríguez-Zapata Pérez. Pablo Lucas Murillo de la Cueva. Celsa Pico Lorenzo. María del Pilar Teso Gamella. Y, alguna vez les hablé de él, Rafael Toledano Cantero, ponente del engendro que fuerza a la población española a llevar un puto bozal.

El bozal es un absoluto atropello

Ante la gravedad de la decisión tomada por el ministerio de Illa y su puta pandilla, como chicos buenitos nos dirigimos hacia los tribunales. Se presentan unas exigibles medidas cautelarísimas dado que el perjuicio evidente exigía una respuesta inmediata del tribunal supremo sin necesidad de escuchar a la Fiscalía o al Gobierno.

Los argumentos jurídicos expuestos para protestar contra la liberticida decisión gubernamental (posteriormente endurecida por todas las taifas). Enumero. Uno. Falta de ponderación en la norma y en la norma habilitante. Dos. Contradicción con los actos propios de la Administración y el Gobierno. Tres. Contradicción con las normas internacionalmente indicadas y adoptadas. Cuatro. Contradicción con los Principios de Siracusa de Naciones Unidas. Cinco. Norma habilitante ilegal e inconstitucional. Seis. La medida produce de manera instantánea una pérdida de dignidad (art. 10 CE) de derechos (art. 15 CE) y libertades (art. 20) en los ciudadanos. Siete. Falta de consulta y audiencia previa de los ciudadanos. Ocho. Supone un flagrante riesgo de salud. Nueve. Pérdida del objeto del procedimiento. Diez. Falta de perjuicio de terceras personas por la suspensión de la vigencia de la norma.

Antijurídico e inmoral

Fiscalía del Supremo  y Abogacía del Estado, lo esperado cuando les tocó el turno. Viles y babosos palafreneros al servicio del gobierno, jamás de sus compatriotas. No hace falta recordar que el gobierno de Cum Fraude ni ha informado ni motivado la obligatoriedad ni la oportunidad del uso de los putos bozales y como siempre ni se ha molestado en recabar informe sanitario mínimamente aseado. Pues aclarado, esos puntos, la decisión del tribunal, sala de lo contencioso-administrativo. Bochornosas, inverosímiles y antijurídicas - tal vez, prevaricadoras - líneas negando las medidas cautelarísimas.

El procedimiento continúa. Gracias, majos. Te despollas. Cuando llegue el día del juicio final tomarán una decisión, no hay prisas. Humillar y controlar a la población, cómo os mola. O, al menos, cómo lo legitimáis. De todas maneras, una cosa buena se puede extraer de la decisión de los cuervos con puñetas. El Tribunal alega que la norma ya plantea excepciones y garantías y esto es un aviso a navegantes, preferentemente maderos que te paren por la calle. La dificultad para respirar con el bozal, es una exención de la norma, por lo tanto, cualquiera que se sienta incómodo al respirar con la mascarilla, puede quitársela y no usarla, y por ende, no se le podrá multar. Y si se multa, se podrá recurrir y aplicar las excepciones que presume el Tribunal Supremo.

Las jaranas en Cartagena de Indias

Del tribunal supremamente injusto nada espero. Tan solo una cosita, ains, se me olvidaba. A ver si la actual fiscal general del estado pone una denuncia como Dios manda. De lo contrario, seguiría incurriendo en la comisión de un delito. Memento las villarejas pláticas, el turisteo colombiano, los culos y chichis taladrados. Qué aleccionador todo...

Dolores Delgado: Tenemos un viaje a Cartagena de Indias y vamos una magistrada de la Audiencia Nacional….

Madero alfa: ¿Hicisteis algo?

Dolores Delgado: No… calla, calla. De chicas iba la magistrada esa y yo. Luego íbamos con una serie de gente del Supremo, de no sé qué y de tal… de la Fiscalía General, catedráticos, pitos y flautas”. “Y estos tíos, ‘missing’ en combate. Y vamos nosotras dos, disolutas, y me decía ésta vámonos a comprar esmeraldas y bueno, si tú quieres, vamos y tal y cual. Intentamos quedar con ellos y nos decían que no. Nos vamos a cenar, ella y yo solas, palabra de honor, y nos vamos a tomar mojitos allí a un sitio que nos dicen que vayamos. Y nos vamos allí las dos. Estamos ‘sentadicas’ las dos solas y cuál es nuestra sorpresa cuando vemos al grupo de tíos del Supremo, de la Fiscalía General…”

Madero alfa: Con 17 años, eh…

Delgado: ¡Menores de edad! Se levantaron a toda pastilla cuando nos vieron, empezaron con el agobio de que nos habían visto.

Madero alfa: Nosotros, lo primero que preguntamos es si votan. Y si votan…tras.

Delgado: Y las explicaciones: camareras del hotel que nos han dado pena y han venido y no sé qué.

...Y si votas, te enculo, joder, qué gracejo del madero. Y los togados, una forma muy chula de "consolar" a las camareras. Y esto tan solo es una ínfima puntita de un monstruoso iceberg. En fin.

http://www.poderjudicial.es/search/documento/TS/9135979/Real%20Decreto%20alarma%20sanitaria%20Covid-19/20200529