No es lo mismo 2 pelotas negras que 2 negras en pelotas. Al igual que no es lo mismo ser un desagradecido malnacido que un malnacido desagradecido. Puede parecer lo mismo este segundo retruécano, pero qué va… queridos niños, no lo es. Lo voy a explicar al igual que en los centros educativos actuales: para tontos, no para listos, no vaya a ser que los tontos tengan el anhelo de aprender y los listos dejen de ser cada vez más tontos; al unificar la enseñaza de arriba abajo, y no al revés, es decir: no exigir esfuerzo a los menos capacitados o aplicados, sino molicie a los más preparados y trabajadores.  En “malnacido desagradecido” el primer adjetivo pasa a ser sustantivo. Y de éstos, de los malnacidos antifranquistas va mi artículo.

Podría coger millones de botones como muestra, pero hay uno muy especial y, por desgracia, en boga y en boca de todos: Che Pa Blenin. Cojamos este pedazo de botón, más grande que la cúpula de la madrileña Basílica de San Francisco el Grande (la mayor de Espena y la cuarta de Europa). Llamándose “Francisco” y siendo un edificio católico, y habiendo albergado el funeral por el crimen de Estado de Carrero Blanco… ¡qué mejor comparación “tocahuevos” con los rojos!

Sólo en datos oficiales los ancestros del Che Pa Blenin acumulan más de 1 millón de euros, en bienes inmuebles (las cuentas bancarias y otras propiedades no declaradas… a saber). Su abuelo (Manuel Iglesias Ramírez) trabajó para el Ministerio de Trabajo franquista, al igual que su “frapero” padre después, de ahí que tenga un piso en el Barrio de Salamanca, en ese barrio sí, mis queridos niños, y otro inmueble en Zamora. Bueno… podemos ver, unidas o no, que a los ancestros del Che Pa Blenin, no les fue nada mal con el franquismo y, ni mucho menos, al poco de morir Franco. La madre del psicópata consiguió una VPO (viviendo da protección oficial) en Vallecas, en 1979, piso que mantuvo ­–ilegalmente –pues lleva décadas residiendo en un piso de una finca privada con piscina y jardines, amén de poseer un local comercial y plazas de garaje. El hijo de puta que es su hijo “okupó” esta vivienda, pese a que no la ocupó casi nunca, lo suyo era más vivir en hoteles y a todo lujo en Hispanoamérica; y la mantiene como parte de su patrimonio ilegal. Bien… No sé vosotros, pero yo que soy un fascista –según estos pijos desquiciados comunistas – no poseo nada, y mi familia (casi) menos. Pero durante el franquismo mis padres tuvieron la posibilidad de trabajar, salir de su Ciudad Real natal para vivir en Madrid, tener un modestísimo coche (cambiarlo luego varias veces en memocracia), irse de vacaciones a la playa 15 días al mes, y vivir honrada y holgadamente para el concepto de vida de una familia obrera y, por supuesto, sin cuitas con el franquismo ni con el comunismo, es decir: gente libre y honrada sobre la Tierra. De esos ya no hay muchos, creedme.

Y son precisamente los privilegiados, mucho antes de acceder al poder político (el poder actual de la familia Pablelin-Moncerdo es inescrutable), como la familia del Che Pa Blenin, los que despotrican contra el franquismo, contra la memocracia… contra todo… mientras no dejan de engordar su patrimonio, su poder y, paradójicamente, su odio a Franco y a la memocracia. ¿Qué más quieren? ¿Desbancar al Conde de Romanones en patrimonio inmobiliario? ¿Desbancar a Zapatero en odio y delitos de lesa humanidad contra los españoles? Es muy difícil meterse en la simpleza mental de un psicópata comunista, pues deberíamos retrotraernos a nuestros 5 años de edad para ser tan cabales como ellos. Pero, queridos niños, yo no soy capaz de volver a pensar como cuando tenía esa edad. Es imposible. Por eso asumo que esta infantilizada sociedad sigue bendiciendo a sátrapas como el Che Pa Blenin, sigue considerándoles víctimas, pese a saber que son la actual casta, los actuales victimarios. No hay nada más paradójico que los antifranquistas. ¿Será un nuevo complejo de Edipo (o de Electra, pues estos invertidos mentales y sexuales pueden ver en Franco a su madre)? Aunque para que se den estos complejos, los padres han de estar vivos… ergo… ¿serán también necrófagos y/o espiritistas estos rojos ultracapitalistas?

Tal vez el Che Pa Blenin odia sus padres por haber éstos iniciado su fortuna con el franquismo “antifranquista”… tal vez sea eso. O tal vez por eso odie a Franco, por ser el responsable directo de su actual estatus social elevadísimo. ¿Quién sabe? Como dije antes, es imposible comprender la mente de un adulto millonario de 5 años. Sólo podemos atisbarla, reírnos o llorar, y dejar que el tiempo pase y dar gracias por estar todavía con vida, y sin esclavizar del todo,  en este país de hijos de puta.

Menos mal que soy mortal.