Quien olvida su historia está condenado a repetirla”. Este axioma sociopolítico es muy válido y está cada vez más actualizado. Pero yo voy más allá (PLUS ULTRA) y digo: “Quien obvia su presente está condenado”. Eso es lo que pasa en Espena, un país otrora adalid mundial y agente civilizador, que ahora agoniza culturalmente y está regido por los más incapaces de todos, por extraviados mentales severos… y, lo que es peor todavía, soportado gracias al voto de los analfabetos y/o psicópatas que todas las mentes medianamente ilustradas conocemos.

Nuestra actual ministra de Hacienda y “portavoza” del desGobierno… esa ama dominante sadomasoquista, es uno de los mejores ejemplos. El Che Pa Blelin dijo que le gustaría azotar a una periodista buenorra, hasta que sangrara… normal que la ministra de Hacienda (que, ni mucho menos, somos todos… que se lo digan a la Mafia Pujol) vaya con esas pintas de ama dominante sadomasoquista que muestro en el vídeo… y nos quiera azotar a todos hasta que sangremos y muramos desangrados. No podemos obviar nuestro presente y nuestro pasado cercano. Porque, para mí, el futuro es una suma de presentes, y obviar nuestro presente es más dañino que dejar que un mono te afeite con navaja de barbero.

¿Qué podemos esperar de una comunista anti-católica que se llama María Jesús? El odio a sí misma es lo que le mueve, sobre todo en estos tiempos donde cualquiera mayor de edad puede cambiarse el nombre… ¿o tal vez es que ella sí es católica –siguiendo el ejemplo de Julio Anguita – y por eso se deja ese nombre? ¿o tal vez es que ella sabe que sus votantes son tan imbéciles que, tan tranquilamente, ella puede condenarse a sí misma, legislando contra la Junta de Andalucía por motivos que ella cometió cuando era Consejera de Hacienda de la Junta de Andalucía? ¡Se acusa así misma!

¡La de escándalos y escarnios que está tapando el congojavirus! No para mí, que los denuncio y denunciaré. Haced lo mismo, nos va la vida en ello. Aunque, eso sí, las risas que nos provocan estos pazguatos no son moco de pavo…

www.cesarbakken.net